Elegidos para iluminar Almagro

Javier D. Bazaga
-
Elegidos para iluminar Almagro - Foto: JUAN LAZARO

Sor Juana Inés de la Cruz y Juan Ruiz de Alarcón vertebrarán la programación de esta 42 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico, que contará con 47 estrenos, 23 de ellos absolutos

El mundo iluminado, y yo despierta» es el lema escogido este año para la 42 edición del Festival de Teatro Clásico de Almagro. Un verso de Sor Juana Inés de la Cruz que, junto con Juan Ruiz de Alarcón, serán los encargados de guiar a los artistas y directores este año para deslumbrar al respetable, ya que serán sus textos los que articulen la programación que se desplegará del 4 al 28 de julio de este año.
La elección no es casual, se da continuidad así a la tarea iniciada en 2018 de unir dos continentes, dos mundos, el europeo y el americano, con la cultura como puente por el que transitarán la creatividad y el talento teatral centrado en una de las épocas más iluminadas de la historia.
No en vano, el Festival de Teatro Clásico de Almagro se considera ya la «Reserva Natural del Siglo de Oro», como quiso constatar su director, Ignacio García, durante la presentación de esta edición, que tuvo lugar en el madrileño Teatro de la Comedia, sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, y que reunió a lo más granado del mundo de las tablas.
A pesar de la adversidad, que como cada año tiñe de inminente tragedia este evento, la programación ha conseguido aglutinar nada menos que 47 estrenos, 23 de los cuales serán absolutos, a cargo de 68 compañías que reunirán más del 98 por ciento del repertorio del Siglo de Oro originariamente escrito en español.
«Esta edición supondrá un avance importante en la divulgación de nuestros clásicos, una herencia escrita a ambos lados del océano y compartida hoy por más de 500 millones de hispanohablantes que tienen en Almagro su santuario», aseguró García, y donde un año más volverán a tener cabida la comedia, el drama, el auto sacramental, la picaresca, la mística, la lírica, la música o la danza.
En esta edición el Festival cuenta como invitado de honor a México, en el año en el que se conmemoran los 500 años de aquel «encuentro de las dos culturas». Una forma de encarar esta fructífera relación histórica muy alejada de la exigencia de disculpas a la que estamos asistiendo desde el ámbito político.
«El Nuevo Siglo de Oro que nos toca construir entre todos debe ser más americanista, más feminista, más inclusivo y más comunitario” proclamó García, y «Almagro debe liderar ese camino». De este modo, Almagro volverá a convertirse un año más en «una fiesta de las vanidades de la vida, llena de luz y color, y llena de baile», porque más allá de su epicentro representativo que es el Corral de Comedias, y más allá de sus teatros o conventos, serán sus calles y plazas las que harán de Almagro «el mejor escenario del mundo».
ADOLFO MARSILLACH. Destaca que, desde la celebración de esta edición del Festival, el Hospital de San Juan pasará a llamarse Teatro Adolfo Marsillach Hospital de San Juan, en reconocimiento y homenaje a una de las figuras que mejor ha sabido llevar a las tablas, y contribuido a inmortalizar, el Siglo de Oro español. El premio Corral de Comedias de este año será para la actriz Adriana Ozores.
Lope de Vega, Calderón de la Barca o Rojas Zorrilla volverán a la vida el próximo mes de julio en el acontecimiento de teatro áureo por excelencia en España, gracias al talento y saber hacer de las compañías que exprimen sus textos para volcar en el espectador toda su esencia. Las entradas ya están disponibles en www.festivadealmagro.com