El Rayo mantiene la esperanza a costa del Real Madrid

Agencias
-

Sorprendente victoria del conjunto de Vallecas ante los merengues (1-0) gracias a un gol de penalti de Embarba

El Rayo mantiene la esperanza a costa del Real Madrid - Foto: JAVIER BARBANCHO

Veintidós años después de aquel 19 de febrero de 1997, el Rayo, con un gol de Adrián Embarba de penalti, volvió a ganar al Real Madrid en Liga (1-0) y sumó tres puntos vitales que le mantienen con vida en Primera a falta de tres jornadas en las que el conjunto blanco, tercero de la clasificación, no tendrá nada en juego.
Con la baja por lesión de su jugador más en forma, el francés Karim Benzema, Zinedine Zidane dio la titularidad a Mariano Díaz en el ataque y en la portería también sorprendió la apuesta por el belga Thibaut Courtois, que relegó al banquillo al costarricense Keylor Navas.
El que primero avisó fue el Real Madrid con un disparo cruzado de Marcelo que despejó Alberto, uno de los jugadores más destacados del Rayo durante todo un partido que fue trepidante de inicio a fin.
Las mejores ocasiones en la primera parte fueron del Rayo y en casi todas participó su futbolista más imaginativo, José Ángel Pozo, personaje secundario con Míchel pero protagonista destacado con Paco Jémez. A los 22 minutos, y tras recurrir al VAR, González Fuertes pitó penalti por una falta de Vallejo sobre Javi Guerra. Embarba, desde los once metros, acertó con su disparo ante Courtois.
Con ventaja en el marcador, el Rayo aprendió de sus errores de antaño, cuando nada más ponerse por delante se echaba atrás y jugaba a merced de su rival. En esta ocasión no lo hizo y siguió tuteando al Real Madrid.
El equipo de Zidane sufrió en sus repliegues y vio como en la segunda parte, el equipo vallecano salió del vestuario en busca del segundo gol y por el costado izquierdo de Alex Moreno y Bebé volcó su juego poniendo en aprietos a Carvajal y también por delante a Ceballos, que fue sustituido por Brahim.
Los seis minutos de prolongación desesperaron a la afición local, pero también al Real Madrid, que vio como apenas se jugaba por las continuas interrupciones del juego que hicieron los locales, que acabaron festejando el triunfo al grito de "Sí, se puede".
Con este resultado, el Rayo sigue en descenso con 31 puntos a seis de la salvación que marca el Girona, mientras que el Real Madrid, con 65, se queda a nueve del segundo, el Atlético.

 

Polémica y frenazo del Getafe

El Getafe desaprovechó la ocasión de afianzar su cuarta plaza, tras perder 2-1 ante la Real Sociedad, en un encuentro envuelto en la polémica por un posible penalti no pitado sobre Jaime Mata en la segunda parte (minuto 75).
El conjunto guipuzcoano, que consigue la permanencia de forma virtual, llegaba a este partido sumido en plena crisis de resultados (una victoria en 10 partidos) y una afición dolida con el equipo al que despidió con pitos el pasado jueves tras su derrota contra el Villarreal. Su rival, por el contrario, lo tenía todo a favor tras las derrotas del Valencia y el Sevilla, que le dejaban la posibilidad de afirmarse en la cuarta plaza, pero no sería la tarde del equipo azulón.
Pero el planteamiento de José Bordalas se rompió en los primeros minutos cuando Merino cayó en el área visitante, el árbitro revisó el VAR y concedió un penalti que Willian José, con su habitual precisión, elevó a gol. La segunda mitad estuvo más disputada, Mata comenzó a destacar y el Getafe se acercaba mucho al empate cuando llegó el segundo tanto realista, que dejaría ya muy encarrilado el choque para los guipuzcoanos. Fue una acción coral de los tres delanteros blanquiazules, con un medido centro de Willian José que vio la llegada de un desbocado Oyarzabal para que ésta empalmara con acierto al fondo de la red.
Minutos más tarde, el árbitro no señaló lo que pudo haber sido penalti de Rulli sobre Mata (minuto 75). El jugador sería, además, sancionado y Bordalás expulsado. Los donostiarras superaron este mal momento, que pudieron cerrar con su tercer gol si Willian José hubiera estado fino en un remate, con todo a su favor en el tramo final del encuentro. El que llegó fue el tanto de los getafenses, una obra de arte de Samu Saiz con un disparo duro a la escuadra de la portería de Rulli, quien nada pudo hacer por detenerlo en una gran tarde del portero argentino (minuto 89).

 

Un empate insuficiente

El Villarreal y el Huesca empataron este domingo 1-1, un resultado insuficiente para los intereses de ambos equipos, ya que el aragonés está virtualmente descendido y el castellonense aún deberá pelear por la permanencia.
Los locales se adelantaron a la media hora de juego gracias a un gran gol de 'rabona' de Fornals, pero en la segunda parte se rehizo el Huesca, que apretó y mucho en los últimos minutos, estando a punto de remontar en el marcador.
El Huesca saltó al césped con el agua al cuello y desde el primer minuto salió decidido a por tres puntos que mantuvieran vivo su sueño de la permanencia. Los oscenses pisaban con asiduidad el área local ante un Villarreal al que le costó varios minutos domar el ímpetu inicial del conjunto aragonés.
Pero en cuanto Cazorla se hizo con el balón comenzó a carburar el equipo castellonense. La verticalidad de Chukweze y Ekambi en las bandas puso en muchos problemas a la zaga oscense y era cuestión de tiempo que llegara el gol local, que concretó Fornals con una fantástica rabona, tras una gran internada del extremo nigeriano, a la media hora de juego.
Tras el tanto en contra, recuperó la ambición el Huesca, que no se rendía y una buena internada por la banda izquierda de Moi Gómez la remató de volea el argentino Chimy Avila, en posición acrobática, para empatar el partido y todo acabó en tablas.

 

Sevilla y Valencia dejan escapar la Champions

El Sevilla y el Valencia han caído este domingo ante el Girona (1-0) y el Eibar (0-1), respectivamente, y dejan escapar el tren de la Liga de Campeones en la trigésima quinta jornada de LaLiga Santander, unos resultados que sirven a los armeros para sellar de manera virtual la permanencia y a los catalanes, para salir del descenso y condenar a él al Real Valladolid. 

En el primer duelo de la jornada electoral, el conjunto 'che' se dejó en el descuento un punto vital para luchar por la Champions, cuando el delantero brasileño Charles apareció desde el banquillo para anotar y hacer que el cuadro armero roce la permanencia. 
Los de José Luis Mendilibar, que ahora suman 43 puntos que les dan la salvación de manera virtual, inquietaron durante los primeros minutos a Neto, aunque no lograron perforar la portería valencianista. El paso por vestuarios desperezó a los de Marcelino García Toral, que, sin embargo, tuvieron que esperar al minuto 90 para gozar de la ocasión más clara, cuando Santi Mina no conectó en boca de gol un pase de Gayà. El que no falló fue Charles, que en el 93 se quedaba solo ante Neto y desataba la fiesta en el banquillo eibarrés. 
Igual que los valencianistas, el Sevilla tropezó en Montilivi y pierde la oportunidad de meter presión por la Champions. A pesar de que el cuadro de Joaquín Caparrós dominó la primera parte, en la que pudo adelantarse en una contra al cuarto de hora en la que Ben Yedder envió fuera su remate cuando no había portero, los catalanes gozaron de las mejores ocasiones, inauguradas con un disparo desviado de Stuani a los tres minutos. Poco después, el colegiado no interpretaba como penalti un agarrón de Sergi Gómez al uruguayo dentro del área. 

En la segunda parte, Portu avisó con un disparo pegado al palo en el 59, y tres minutos más tarde encontró premio; los de Eusebio Sacristán salieron a la contra tras recuperar el balón en la frontal y Pons se la cedió al murciano, que, con el portero vencido, anotó el tanto que permite al equipo albirrojo abandonar los puestos de descenso y dejar la quema dos puntos por debajo de sus 37.