Roban móviles de alta gama en un hipermercado de la capital

Pilar Muñoz
-

Abrieron la vitrina y arramplaron con una serie de terminales de más de mil euros

Roban móviles de alta gama en un hipermercado de la capital - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los teléfonos móviles de alta gama se han convertido en un objeto muy codiciado por los ladrones. Son más rentables que un bolso, un monedero o un billetero. Y, son robos al descuido.
El último, según ha podido conocer La Tribuna se cometió  el pasado viernes en un hipermercado de la cadena multinacional situado en la zona este de la capital. Los ladrones «sabían a lo que iban» y en un abrir y cerrar de ojos arramplaron con «una tanda» de teléfonos móviles de alta gama que estaban en un expositor, han asegurado a este diario las fuentes.
Explican que los autores consiguieron abrir la vitrina y sustraer un buen número de teléfonos móviles, en su mayoría iPhone, terminales cuyo precio ronda los 1.000 euros la unidad. Todo apunta a que habían inspeccionado la zona donde se encuentra la telefonía y se habían asegurado de que no hubiera nadie cerca antes de perpetrar el robo.
Cuando los empleados de la gran superficie se percataron del hecho llamaron rápidamente a la Policía, que realizó una inspección ocular tras hablar con el personal  del centro comercial.
Del mismo modo, se pidieron las grabaciones de la cámaras de seguridad por si registraron el robo y para ver las personas que se encontraban en el lugar o inmediaciones.
Las fuentes han indicado a este  periódico que agentes de la Policía Nacional alertaron a otros establecimientos y grandes superficies con el fin de prevenirles tras el robo cometido en el citado hipermercado. También se puso en conocimiento de los vigilantes de seguridad de otros hipermercados con el mismo fin preventivo.
Desde la Comisaría provincial de Ciudad Real no quisieron confirmar ni desmentir a La Tribuna el robo de teléfonos  móviles y, tras indicarles que se habían denunciado los hechos, según confirmaron otras fuentes a este periódico,  se escudaron en la Ley de Protección de Datos. Lógicamente no se pueden hacer públicos los datos recogidos en la denuncia, pero  sí confirmar la existencia de la misma por robo, como ocurre en la mayoría de los casos. Las mismas fuentes corroboraron que se ha abierto una investigación en este sentido ya que los agentes acudieron y realizaron una inspección ocular.