scorecardresearch

La población inmigrante, único grupo que aumenta en 2021

Hilario L. Muñoz
-

En tres barrios los nacidos en otros países suponen uno de cada siete vecinos empadronados, por primera vez, destacando Pío XII, donde son uno de cada seis

La población inmigrante, es el único grupo que aumenta - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los ciudadrealeños nacidos en otras partes del mundo se han convertido en la tabla de salvación de la capital, según los datos del último censo oficial aprobado. A fecha 1 de enero de 2021, la población extranjera es la única que aumenta en la capital, con 56 personas más, mientras que los nacionales se reducen en 456, entre los que se incluyen los nacidos en otras regiones, en otros puntos de Castilla-La Mancha, en municipios de la provincia y los ciudadrealeños 'de cuna'. Todos se reducen en los doce meses del año de la pandemia. 

Esta situación implica un aumento de la población migrante, ya hay 5.694 ciudadrealeños llegados de otros países y conlleva que en tres barrios, secciones censales en 'lenguaje' INE, uno de cada siete vecinos empadronados hayan nacido en el exterior, el mayor porcentaje hasta la fecha. Se trata de una zona concreta del Perchel, entre la calle San Antón y la calle Estrella; y dos zonas de Pío XII desde la ronda de Alarcos hasta la calle José de Ribera. De hecho, en la zona más próxima al parque Santo Tomás de Villanueva los vecinos de otros países suponen uno de cada siete empadronados, son el 17,9 por ciento de quienes habitan ahí, 126 de 704 personas. 

Son las zonas más multiculturales. «Se ven muchas caras nuevas en el barrio», comentaba un vecino, sin entrar en detalles sobre lo que implica para Pío XII estos cambios en el padrón. Buena parte de la zona es una comunidad de vecinos única, con 614 personas que comparten gastos de agua, por ejemplo. Hay que tener en cuenta, además, que el hecho de que haya más inmigración no se traduce en más vida en el barrio. «A las tiendas vienen poco», señaló el dueño del local de venta de comestibles del barrio, Pedro Madrid, quien señala que «por desgracia el barrio está cadáver», aunque la población vaya en aumento. Cuando el hospital de Alarcos estaba a pleno funcionamiento, Pío XII era una de las zonas con más actividad. «Llegamos a tener dos bancos y 15 establecimientos», pero ahora, «aunque haya más personas, no hay más vida», porque quizás los inmigrantes optan por irse a otra zona a realizar sus compras. 

Jesús Cruz, presidente de la comunidad, señala que hay mucha inmigración que llega atraída por los bajos precios en los pisos. «Las inmobiliarias y los bancos tienen muchas viviendas cerradas». De hecho se ha dado el caso de algún ciudadano que ha llegado a comprar hasta nueve pisos de golpe. Cruz apunta a la necesidad de mejorar la seguridad por el aumento de personas que llegan a la zona. «Se ha tenido que llamar a la Policía en varias ocasiones» por esa «conflictividad» entre las diferentes culturas que empiezan a vivir en el barrio. 

Junto a esas tres secciones, hay 11 más en las que la población migrante son, al menos, uno de cada diez vecinos. Destaca por ejemplo el entorno de Conde de la Cañada, donde hay 280 migrantes, la zona con más población nacida en otro país. Por poner en perspectiva los datos, hace una década, en 2011, el padrón oficial indicaba solo nueve secciones donde los migrantes eran uno de cada 10. 

La diferencia entre el barrio con menos población migrante y el que más tiene es superior a 15 puntos en 2021. Destaca La Granja, donde únicamente el 2,57 por ciento de la población tiene como origen otro país, y la zona de pisos entre las avenidas de Lagunas de Ruidera y Tablas de Daimiel es, donde según los datos del INE, solo el 2,8 por ciento de su población es migrante. 

ciudadrealeños de cuna. Además de las cifras de quienes han nacido en otros países, en los datos del INE destacan también otros aspectos como que siete de cada diez vecinos que viven en las pedanías son vecinos nacidos en Ciudad Real. La Granja y San Martín de Porres son los otros dos espacios donde más ciudadrealeños de nacimiento habitan. Donde menos, en el Torreón, tanto la zona de calle Granada como la General Rey, seguida del entorno de la universidad. Mientras, a los nacidos en otros municipios de Ciudad Real les atrae el entorno de la plaza de toros, donde el 25 por ciento son ciudadrealeños llegados de otros puntos de la provincia. Para los castellano-manchegos es la universidad y el entorno del hospital donde han optado por residir. Por último, quienes llegan de otras comunidades se encuentran en Nuevo Parque, con el 20 por ciento de su población llegada de otros puntos de España.