Puertollano levanta el Peñón

Marta Godoy
-
Juan Ángel Castellanos (i), director de Construcción, y Juan Ángel Ruiz (d), director Comercial, y otros compañeros. - Foto: / P. SORIA

Juan Ángel Ruiz y Juan Ángel Castellanos, dos jóvenes de la comarca, han tomado parte activa a través de la empresa albaceteña Ayalto Integral en el proyecto de construcción de la Universidad de Gibraltar

Muchos son los jóvenes que tras la crisis económica han tenido que buscar en otros países las oportunidades laborales que aquí actualmente no existen. Otros, en cambio, se han abierto a nuevas fronteras pero sin perder de vista su origen, como es el caso de la empresa castellano-manchega Ayalto Integral, una consultora de arquitectura de Albacete aunque con raíces puertollanenses, que ha sido la encargada de firmar el proyecto de remodelación de la Universidad de Gibraltar.
Los protagonista de este «atractivo proyecto» son cinco jóvenes de la región, dos de ellos de la comarca de Puertollano. Por un lado, dentro el Área Comercial y de Construcción está el puertollanense Juan Ángel Ruiz, mientras que su compañero el rabanero Juan Ángel Castellanos es el responsable del Área de Arquitectura y de Gestión. Junto a ellos se encuentran los albaceteños Pedro y Jorge Carcelén y, por último, el arquitecto Javier Ozores, natural de Hellín (Albacete).
En diciembre del 2014 consiguieron el diseño de la Universidad de Gibraltar, perteneciente al Reino Unido aunque situada en la península Ibérica. El director comercial de Ayalto Integral considera que «se trataba de una gran oportunidad para ganar posicionamiento en el mercado anglosajón». Por su parte, su compañero y director de Construcciós sostiene que «todos los retos asustan y emocionan a la vez».
Eran varios los retos a los que se enfrentaba este joven equipo,  como los plazos de finalización del diseño, ya que la adjudicación del plan de remodelación se concedió en enero de este año y la finalización de éste se estimaba para el mes de agosto, si bien Ruiz cree que «el principal reto era mantener la esencia del edificio». Por su parte, Castellanos opina que «lo más complicado ha sido mantener la calidad del proyecto que nosotros teníamos previsto y sobre todo dentro del presupuesto».
El edificio elegido para el proyecto de universidad se trata de un antiguo fortín centenario compuesto por dos estructuras de gran valor histórico por lo que mantener su estructura inicial era uno de los requisitos fundamentales. Ruiz comenta que concretamente el arquitecto, Javier Ozores, «insistió mucho en mantener ciertos detalles del fortín para  que este no perdiera la identidad como es por ejemplo el acabado en los techos de las cúpulas».
El trabajo y la ilusión puesta en este proyecto durante ocho meses ha tenido su fruto. Ayalto Integral  ha sido reconocida con el Premio a la Mejor Intervención Histórica del 2015, concedido por la Sociedad para la Defensa del Patrimonio Histórico en Gibraltar (Gibraltar Heritage Trust). El encargado del Área de Construcción lo ve «como un gran impulso para seguir trabajando cuando te entregan un premio así. Te ilusiona y te da más fuerzas para seguir adelante».
Ahora con el fortín transformado en una «imponente» facultad de varias ramas sanitarias, los protagonistas son la luz y los amplios espacios. La idea central gira en torno a la cual se ha articulado el proyecto y da nombre al mismo. Se trata de un atrio de vidrio que comunica de una forma «estratégica» los dos edificios históricos y los dos de nueva construcción a través de un espacio «lleno de luz» que facilita la confluencia entre alumnos, profesores y visitantes, ya que no se puede pasar por alto que se trata no sólo de una universidad sino también de una estructura con una gran historia «a sus espaldas» con acento machego. Fueron los propios gibraltareños los que alabaron la nueva estructura y así lo demostraron las más de 2.400 personas que la visitaron durante la primera jornada de puertas abiertas.
La realización de un proyecto de tal envergadura le está creando a esta pequeña empresa castellano-manchega una gran trascendencia en muchas universidades del Reino Unido. Castellanos cree que «es el momento de rentabilizar todo nuestro trabajo ahora que tenemos una plataforma visible, que es el premio, y una obra tan representativa» y el objetivo inmediato es «conseguir cada vez más clientes y afianzar los del territorio nacional».
La empresa actualmente se encuentra inmersa en varios proyectos en Gibraltar, como la construcción de un edificio de doce plantas. Incluso están estudiando a largo plazo la posibilidad de abrir mercado en América, lo que supone un futuro prometedor para estos jóvenes que han visto cómo el trabajo de tantos años tiene su recompensa en forma grandes oportunidades laborales.

Vista de parte de la nueva Universidad de Gibraltar con el Peñón al fondo. / DAVID FRUTOS
Vista de parte de la nueva Universidad de Gibraltar con el Peñón al fondo. - Foto: / DAVID FRUTOS