Zamora avanza que el guardapasos no estará para Semana Santa

Hilario L. Muñoz
-

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha visitado esta mañana el guardapasos, una obra con una inversión superior a los 300.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses que ya ha dicho no estará finalizada antes de Semana Santa

Zamora avanza que el guardapasos no estará para Semana Santa

La primera edil se comprometió ayer a que los cofrades puedan realizar los ensayos necesarios, que se suelen realizar desde finales de enero y febrero, y que la obra no afecte al normal desarrollo de la próxima Semana de Pasión.
«Desde el primer momento que se empezó a diseñar este proyecto se contó con la Asociación de Cofradías porque ellos son los que saben cómo hay que hacerlo para que esos tronos, esos pasos estén en las condiciones adecuadas», dijo la alcaldesa durante la visita. «El espacio cuando esté terminado va a ser maravilloso pero tampoco vamos a arriesgarnos a que por correr un poco más algo no quede condiciones», dijo sobre los plazos previstos. «En el momento que llegue la Semana Santa se verá en qué grado están las obras, se tendrá de la forma más digna, se celebrará la Semana Santa y después de finalizada se terminarán las obras», indicó la alcaldesa.
Proyecto. Por otra parte, Pilar Zamora recordó que el proyecto pasó de una inversión inicial de 30.000 euros a 350.000. En el camino se desarrolló un proyecto que implica la ampliación en 450 metros cuadrados de la actual nave con el objetivo de que los pasos se trasladen al nuevo espacio. La actual nave se convertirá en un espacio con salón de actos y museo. También se ha incluido en el proyecto un espacio para restaurar los elementos de patrimonio. Por último se modernizarán los aseos con el objetivo de hacerlos accesibles. Por último se dotará de zonas ajardinadas. 
Además de estas inversiones, el proyecto contempla que la imagen de la zona exterior e interior guarde más parecido con una iglesia para lo que se seguirá el mismo estilo en las puertas del interior y del exterior y se cambiará el solado de todo el espacio.Por último habrá un espacio ajardinado. La concejala de Urbanismo expuso que se quiere «hacer llegar el sentimiento cofrade a la ciudadanía» por lo que no se trata de una mera ampliación de la nave del guardapasos sino que se dignifica el espacio al completo y se expone a los vecinos.