Fundación Sener premia la tesis de Sara Mateo

La Tribuna
-
Fundación Sener premia la tesis de Sara Mateo

La doctora en Ingeniería Química de la UCLM recibe este galardón a la mejor tesis doctoral defendida en 2018

El jurado del Premio Fundación Sener a la Mejor Tesis Doctoral presentada en 2018 ha concedido este galardón a la doctora en Ingeniería Química Sara Mateo Fernández por su trabajo titulado Towards the development of highly efficient microbial fuel cells, cuyos directores han sido Manuel Andrés Rodrigo y Francisco Jesús Fernández.
Esta tesis doctoral, desarrollada en el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Castilla La Mancha, y financiada en el marco del proyecto explora Sunlivingenergy (Emulando a la vida en la generación de energía: Celdas Fotomicrobiológicas autosuficientes para producción de electricidad a partir de energía solar) presenta el agua residual como una fuente de energía alternativa, mediante la utilización de la tecnología celdas de combustible microbiológicas.  
Estas celdas permiten recuperar la energía contenida en la materia orgánica del agua residual gracias a la acción metabólica de microorganismos, informó ayer la Universidad regional en un comunicado. Previamente al desarrollo de esta tesis, esta tecnología sufría un estancamiento debido a problemas y limitaciones en la etapa de escalado. Esta tesis doctoral ha dado un nuevo enfoque a la fase de escalado de las celdas de combustible microbiológicas a través de la miniaturización y multiplicación. Este nuevo enfoque ha permitido no solo escalar exitosamente las celdas de combustible microbiológicas, sino demostrar también su robustez y su aplicabilidad. Sara Mateo demostró que es posible obtener electricidad a partir de agua residual mediante el encendido de hasta un total de 220 bombillas de tipo LED, de forma perdurable, con 112 celdas de combustible microbiológicas altamente eficientes, cuyo tamaño es aproximadamente igual al de una moneda de 10 céntimos de euro. Por tanto, esta tesis ha supuesto un gran salto tecnológico no solo en el campo de las celdas de combustible microbiológicas sino también en el avance hacia nuevas fuentes de energía renovables.
La Fundación Sener premia anualmente a la mejor tesis doctoral defendida en 2018 basándose en la excelencia investigadora de la misma.