La mitad de más de las 6.000 emergencias ocurren en el hogar

Hilario Muñoz
-
La mitad de más de las 6.000 emergencias ocurren en el hogar - Foto: Rueda Villaverde

El tráfico supone el 3 por ciento de urgencias para una provincia en la que la atención suele llegar en menos de diez minutos

Las urgencias sanitarias, su atención y el tiempo de respuesta son las claves que salvan una vida en muchas ocasiones. De la rapidez de los servicios médicos y de la enfermería depende en ocasiones salvar una vida ante una eventualidad ocurrida. En datos, cada día en la provincia de Ciudad Real se produjeron 17,2 activaciones sanitarias por el servicio de emergencias 112. En total fueron 6.277, aunque no todas conllevaron que una persona tuviera que ser trasladada al hospital, puesto que solo fueron necesarios los traslados en 3.596 veces. Estas cifras del año pasado implican una reducción respecto a las mismas correspondientes al año 2017, cuando fueron 7.050 activaciones, 19,3 cada día, de las que 4.092 conllevaron que un paciente fuera trasladado a un centro de salud. El dato en términos globales implica que solo una de cada 26  llamadas al 112 implica el envío de un servicio sanitario se activara, ya que desde la provincia se realizaron 164.585 llamadas al 112 durante el pasado año. 
Estas emergencias sanitarias no se trata de activaciones motivadas por sucesos, propiamente dichos, como puede ser un accidente o una situación de emergencia meteorológica, sino que se trata de personas en casa que necesitan una atención urgente. De hecho, el 49,48 por ciento de estas atenciones ocurrieron en domicilios, lo que muestra la importancia del 112 y de la activación de recursos para salvar vidas. «Contrariamente a lo que algunas personas creen, la mayoría de las actuaciones de los recursos avanzados de Emergencias no son por accidentes y catástrofes, si no por enfermedades normales en los propios domicilios de los pacientes, lo que es tremendamente bien valorado por la gente que ve como se le atiende en su propia casa, con medios altamente especializados, y se le traslada al hospital si es necesario», expuso el gerente de la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario del Sescam, Antonio Álvarez Rello.
Por hacer una idea, el porcentaje total de intervención en accidentes de tráfico durante 2018 fue del 6,30% y de accidentes, en general, fue del 7,59 % en Castilla-La Mancha, comentó Álvarez. Este porcentaje es aún menor en la provincia de Ciudad Real donde las activaciones sanitarias en carretera son del 3,23% y en vía pública del 3,4 por ciento. Por ejemplo, son más la personas que se atienden en espectáculos o lugares públicos, el porcentaje llega al 14,02 por ciento, y en centros sanitarios, que se sitúan en el 11,4 por ciento. 
El gerente argumentó que «la atención a los accidentes se gestiona igual que cualquier otra, a través del Centro Coordinador de Urgencias que activa a los recursos que sean necesarios y de los profesionales que sean necesarios». En este sentido se activan tanto recursos sanitarios como Guardia Civil o bomberos. «Los recursos que se disponen para estas atenciones son los mismos que para cualquier tipo de atención, si bien es cierto que en ocasiones, en los accidentes de tráfico tienen que intervenir más de un tipo de profesionales y el número de afectados a atender suele ser mayor que en las atenciones domiciliarias pero no existen diferentes recursos para atender en diferentes lugares», expuso al preguntarle por ese alto volumen de activaciones sanitarias en el hogar. «Existen diferentes recursos para atender diferentes tipos o gravedad de las urgencias, y los seleccionan los médicos del centro coordinador», recordó.
Tiempo de atención. Un dato más a tener en cuenta en la provincia de Ciudad Real es que el tiempo medio que se tarda en llegar al lugar donde es necesario un sanitario es de menos de 10 minutos en el 52,05 por ciento de las atenciones y, de hecho, por estructura no se tarda más de 20 minutos, ya que se enviaría en ese caso un helicóptero.  
 Sobre ese tiempo necesario para atender una urgencia, el gerente de emergencias apuntó que la llegada de los profesionales «depende del tiempo que se tarde en atender la llamada, delimitar cuál es el problema, decidir qué medios se necesitan para su resolución, activarlos, que estos medios comiencen a movilizarse y, sobre todo, el tiempo que tarden los medios en llegar al lugar de la urgencia». Por este motivo se trabaja en la optimización de estos recursos para lo que se emplean «procedimientos estrictos que hacen que sean muy escasos» los requisitos al atender una llamada para que «lo determinante sea el tiempo de llegada al lugar del incidente». Se trata de un recorrido, recordó Álvarez, muy diferente en una región rural como Castilla-La Mancha respecto a una urbana.

La mitad de más de las 6.000 emergencias ocurren en el hogar Rueda Villaverde
La mitad de más de las 6.000 emergencias ocurren en el hogar - Foto: Rueda Villaverde