Los 'rescatados' por Fogasa, en niveles previos a la crisis

I. Ballestero
-

El Fondo de Garantía Salarial tramitó el año pasado 357 expedientes de impagos de 175 empresas de la provincia, haciendo frente a 3,1 millones de salarios e indemnizaciones no percibidos por 385 trabajadores

Los ‘rescatados’ por Fogasa, en niveles previos a la crisis - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La mejoría económica, que desde el año 2015 gana terreno en el tejido empresarial como una marea alta avanzaría por una playa, sigue aumentando su calado en la provincia de Ciudad Real. El año 2018 fue para el territorio un ejercicio de creación de empresas, aunque también con un ligero repunte en la disolución de sociedades mercantiles, y lo fue también de aumento de sueldos gracias a los acuerdos pactados entre trabajadores y empresas, y también por la negociación de diferentes acuerdos colectivos. A esas magnitudes hay que añadir una más, la que revela en sus cifras el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que el año pasado tramitó 357 expedientes de impagos de salarios e indemnizaciones para salir al auxilio de 385 trabajadores, una cifra que devuelve al salvavidas del Fogasa a niveles de antes de la crisis económica.
Según los registros del Ministerio de Trabajo consultados por este diario, el año pasado el Fogasa tramitó 357 expedientes y aprobó pagos por un valor de 3,17 millones de euros (3.175.744,1 euros, concretamente), de los que se beneficiaron hasta 385 trabajadores de 175 empresas diferentes de la provincia de Ciudad Real. De ese total, 238 fueron hombres, que percibieron 2,12 millones de euros, y 146 mujeres, que cobraron del Fondo de Garantía Salarial 1,04 millones de euros. Hay además un pago en esos registros en los que no se especifica el sexo del trabajador, por un importe de 569,10 euros. Del montante total desembolsado por el Fogasa hubo 1,02 millones de euros dedicados a satisfacer salarios impagados a trabajadores por parte de las empresas, y el resto, 2,14 millones de euros, fueron desembolsados para hacer frente a indemnizaciones no despido no satisfechas por las mercantiles.
Las cifras, que por sí solas tienen aún un eco elevado, palidecen cuando se sitúan ante el espejo de los últimos ejercicios, marcados por el elevado número de despidos provocados por la crisis económicas y por las dificultades de las empresas ciudadrealeñas, como en el conjunto del país, para hacer frente a las nóminas de sus asalariados. Apenas hay que remontarse tres años para ver cómo han cambiado las cifras del Fogasa. En ese ejercicio, el Fondo de Garantía Salarial sumó pagos por valor de 16,62 millones de euros, y lo hizo para tramitar más de 1.700 expedientes y llegar a 2.547 trabajadores que no habían percibido las cantidades pactadas, bien en su contrato o bien a través de indemnizaciones de despido, con casi 600 empresas de la provincia de Ciudad Real. Entonces, la cuantía desembolsada por el Fogasa para indemnizaciones fue cinco veces superior a la del año pasado (por encima de los 10 millones de euros), y la que pagó para hacer frente a salarios no satisfechos multiplicó por seis la cifra de 2018 (se fue por encima de los 6,33 millones de euros).
Existen impagos, sí, pero hay que irse hasta el año 2009 para encontrar una cifra más baja en el número de trabajadores afectados por impagos y resarcidos por el Fogasa, de la misma forma que ése es el año en el que hay que buscar una cuantía inferior dentro de la trayectoria del Fondo en la provincia de Ciudad Real. Ese año, 2009, la crisis empezaba a aparecer en titulares después de haberse negado su presencia durante muchos meses, y empezó a golpear con violencia a partir del ejercicio 2010.