España limitará las actividades políticas de Leopoldo López

Agencias
-

Borrell anuncia que el Gobierno no va a permitir que la embajada se convierta en el centro de operaciones del opositor. Guaidó agradece el gesto y avisa a Maduro de que atacar la sede diplomática "sería una amenaza de guerra" a España

España limitará las actividades políticas de Leopoldo López - Foto: ANDRE PAIN

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha manifestado que el Gobierno "limitará" las actividades políticas del líder opositor venezolano Leopoldo López, que se encuentra en la residencia del embajador de España en Venezuela.
"España no va a permitir que su embajada se convierta en un centro de activismo político", dijo Borrell a periodistas en el Líbano, donde está en visita oficial.
Borrell recordó que López tuvo ayer encuentros con la prensa en la embajada y recalcó que "a partir de ahora esto será regulado".
El ministro puntualizó que, en función al derecho internacional, la figura de "huésped o acogido" en la embajada "naturalmente" implica una limitación en su actividad política.
"Tenemos la confianza de que, en estas condiciones, Venezuela va a respetar naturalmente la inmunidad del territorio de la embajada de España", agregó.

Por su parte, el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha admitido que en las delegaciones diplomáticas "hay reglas" y "normas" que hay que respetar y además "ser cortés" y por ello respeta la decisión tomada por el ministro. 
Guaidó ha expresado su agradecimiento al Gobierno de España por acoger desde el martes al opositor, ya que "es un gesto no solamente diplomático sino de humanidad. Sabemos lo que es la cárcel política en Venezuela". El presidente encargado también ha dado además las gracias a Panamá y Colombia por "recibir a muchos militares". Además, Guaidó ha advertido al Gobierno de Nicolás Maduro de que, si sus fuerzas de seguridad intentan entrar en la residencia del embajador español en Caracas para detener al líder opositor, "sería una amenaza de guerra" a España. El jefe de la Asamblea Nacional también ha indicado que sería una violación de la Convención de Viena que regula las relaciones diplomáticas y consulares.

"Si quieren cometer ese severo error de intentar violar territorio español y la Convención de Viena y secuestrar a un huésped, adelante con la locura. La cantidad de errores ya no sería uno, sino cien", ha remarcado. 

 

La oposición muestra su apoyo a López

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, considera que el Gobierno español "desprecia la lucha por la libertad de todo un pueblo" cuando tacha de "activismo político" la labor de Leopoldo López, acogido en la residencia del embajador español en Caracas desde el martes. 
A través de su cuenta de Twuitter, el líder de Ciudadanos ha respondido que "el Gobierno debería liderar el apoyo al conjunto de demócratas venezolanos sin fisuras en su causa frente a la tiranía de Maduro". 

Lo mismo parece opinar la diputada electa del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha instado este viernes al ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, a apoyar "sin fisuras" a Leopoldo López, en lugar de anunciar que limitará sus actividades. Álvarez de Toledo ha recalcado que lo que hace López no es "activismo político", sino "el más esencial y admirable, fundamental y necesario activismo democrático", así que el Gobierno español debe "apoyarlo sin fisuras, con toda convicción y energía, sin matices ni muecas cursis ni condiciones". 

 

"Nosotros no invadimos embajadas"

Por su parte, el embajador de Venezuela en España, Mario Isea, ha dicho hoy que el gobierno de Nicolás Maduro "no invade embajadas", sino que se rige por el Derecho Internacional, la Convención de Viena y la Carta de las Naciones Unidas.
España afirmó el jueves que no tiene intención de entregar al opositor venezolano Leopoldo López tras la orden de detención dictada por el Tribunal Supremo de Venezuela, y confía en que se respete la inviolabilidad de la residencia del embajador español en Caracas, donde se encuentra.
"Lo estamos reclamando en el marco de la ley y esperamos que el Gobierno español actúe en consecuencia", indicó Isea. Preguntado por si España no accede a entregarlo, respondió que la diplomacia venezolana es "de paz". "Nosotros no somos amenaza para nadie (...) Nosotros no invadimos embajadas", subrayó el embajador.
"Es un momento de reflexionar. No puede dejarse meter en una trampa el Gobierno español; el Gobierno nuestro no se va a dejar ni quiere ninguna confrontación por causa de gente que no respete la Constitución ni el Derecho Internacional ni nada que se les perezca", planteó.
Sin embargo, valoró que el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, manifestara hoy que se "limitarán" las actividades políticas de López mientras permanezca en la residencia.