El Consistorio rabanero acusa a IU de embarrar la política

LT
-
El Consistorio rabanero acusa a IU de embarrar la política

El interventor municipal ya clarificó actuaciones procedimentales en la gestión del servicio de aguas ante la Fiscalía, sin que ésta pidiera más aclaraciones

El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava afronta la denuncia de José Manuel Pérez, candidato de IU, “con la tranquilidad de saber que las cosas están bien hechas, especialmente por contar con el apoyo y la confianza absoluta del buen hacer de los servicios de intervención del Ayuntamiento”.

Así lo apunta el equipo de Gobierno rabanero, afirmando que “lamentamos como, habiendo interpuesto la denuncia al Tribunal de Cuentas el 5 de abril, un mes antes del comienzo de la campaña electoral, el señor Pérez Trujillo no haya sido capaz de esperar a que la Fiscalía se pronuncie sobre si hay irregularidades o no”.

En opinión de los gestores municipales, el candidato a la Alcaldía y actual concejal de la oposición, “utiliza el titular polémico de una denuncia únicamente con el fin de conseguir redito electoral”, en un claro intento “y no es el primero, de desacreditar el buen gobierno de Jacinta Monroy con calumnias e injurias”.

El equipo de Gobierno está convencido de que “el Tribunal de Cuentas acabará demostrando la falsedad de unas acusaciones que forman parte de la miserable estrategia de campaña electoral con la que, el actual cabeza visible de Izquierda Unida, está arrastrando por el barro las siglas de un partido, hasta ahora, con tanta andadura en este pueblo”.

El equipo de Gobierno recuerda que en el año 2012 se adjudicó el contrato de gestión del agua a la empresa Aquagest (actual Aquona), resultando de la adjudicación un canon fijo para el Ayuntamiento de 350.000 euros y un canon variable del 3% de la facturación que se ingresa anualmente a la Administración local.

“Es este canon variable, el que se ha utilizado pasa satisfacer una deuda anterior que el Ayuntamiento tenía con la anterior empresa adjudicataria, en base al contrato firmado en 1997”, recuerdan desde el equipo de Gobierno, poniendo así de manifiesto el “ejercicio de responsabilidad” que los gestores municipales debieron de hacer, sin que ello afectase a la ciudadanía.

Y en cuanto “al interés partidista y sectario de hacer creer que hubo un ingreso en un día festivo, aclarar que se trata de un apunte contable, un mero trámite que siempre tiene fecha de final de mes”. Puntualización que “el propio interventor del Ayuntamiento ha aclarado oficialmente a la Fiscalía de Ciudad Real, no pidiendo dicho órgano judicial ningún documento al respecto de la denuncia”.

Por todo ello, “lo que ha hecho izquierda Unida se llama ‘denuncia falsa’ y queremos transmitir un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía en esta época de ‘fake news’ que el candidato de IU tristemente introduce en Argamasilla de Calatrava, confiando en que la Justicia sabrá valorar este tipo de conductas tan poco éticas”.

El equipo de Gobierno añade que “la falta de vergüenza, el desprecio a Argamasilla de Calatrava y sus gentes y la animosidad contra quienes cumplen su oficio, incluso en la Justicia, caracteriza hoy en día a Izquierda Unida en nuestro pueblo, por eso no nos extrañará si este partido vuelve a la Fiscalía o a los juzgados con otra falsedad”.

Con todo, “el equipo de Gobierno que encabeza Jacinta Monroy espera, que una vez aclarados los términos falsos de esta denuncia, quienes la han presentado deberán dimitir por utilizar las instituciones para intentar ganar en los juzgados lo que no ganan en las urnas, ni aportan en el día a día de la gestión municipal a sus conciudadanos”.