La alcaldesa pide financiación para la eficiencia energética

La Tribuna
-

La alcaldesa se reunió con el presidente de la Diputación provincial para comunicarle varias necesidades de la localidad, de las que también destacó el arreglo del CEIP Finibusterrae

La alcaldesa pide financiación para la eficiencia energética

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero Serrano, recibió esta semana en el Palacio Provincial a la alcaldesa de Cabezarados, Raquel Fernández, quien acompañada por los concejales Luis Fernando Vozmediano, Cristina Fernández y Ángel Zamora, solicitó a la máxima autoridad provincial su colaboración para poner en marcha en el municipio un proyecto de autoconsumo de energía a través de placas solares. Una iniciativa con la que persiguen trabajar en el terreno de la eficiencia energética y reducir el gasto del Ayuntamiento en las materias de iluminación de las instalaciones municipales y el mantenimiento del alumbrado público.
Dicha petición se produjo en el marco de una reunión en la que el equipo de Gobierno de Cabezarados tuvo la oportunidad de dar a conocer a Caballero las principales necesidades que asolan al municipio.
De ellas, la primera edil marcó como prioridad el arreglo del CEIP Nuestra Señora de Finibusterrae, centro del que resaltó que acoge a más de una veintena de estudiantes pertenecientes a los cursos de educación Infantil y Primaria que, de lunes a viernes, acuden a clase. En concreto, Fernández relató al presidente de la Diputación provincial la urgente necesidad de proceder al pintado del recinto, «puesto que hace más de 12 años que no se lleva a cabo ninguna actuación de mantenimiento», al tiempo que incidió en que el centro también requiere «el arreglo de varias estancias, puertas, y parte del equipamiento disponible».
Asimismo, también resaltó que el centro educativo necesita un repaso en otras áreas, a lo que señaló que «es preciso mejorar varias de sus estancias, reparar puertas y parte del equipamiento del edificio».
Frente a esta, otras de las deficiencias resaltadas por la alcaldesa fue el arreglo de las humedades del edificio de la Casa Consistorial, inaugurado hace cinco años y el que además «cuenta con una segunda planta inaccesible porque no tiene ascensor».