Romero:"El silencio de Page pone en peligro la financiación"

La Tribuna
-

Rosa Romero echa en cara al Gobierno regional que no reclame 360 millones de euros de financiación autónomica al ejecutivo en funciones de Sánchez

El silencio de Page pone en peligro la financiación

La diputada nacional popular por Ciudad Real, Rosa Romero, señaló «la incompetencia del actual gobierno de España para realizar sus funciones», destacando el tema de la financiación autonómica «como especialmente grave».
Romero afirmó que el Gobierno en funciones de España le adeuda 360 millones de euros a Castilla-La Mancha a cuenta de la actualización de la financiación económica, las entregas a cuenta del año 2019 y el ajuste del año 2017. Esta financiación, dijo la parlamentaria, «es esencial, para atender los servicios públicos como sanidad, educación, bienestar social incluido dependencia, ya que el gobierno de España puede estar en funciones pero los hospitales de Ciudad Real no».
La diputada popular señaló que las comunidades autónomas están pendientes de recibir un montante que elevó hasta los 7.200 millones de euros, dinero, apuntó  Romero, «que también va dirigido a ayuntamientos y diputaciones, donde el 70% de sus presupuestos van destinados a servicios públicos prioritarios para los ciudadanos», recordó la que también fue alcaldesa de Ciudad Real entre 2007 y 2015.
Rosa Romero también señaló al presidente en funciones, Pedro Sánchez, y dudó del argumentario del socialista de que no puede transferir dinero a las comunidades autónomas, indicando que «la vanidad de Pedro Sánchez le impide descender al terreno del diálogo y entendimiento, para poder formar gobierno». Ante esta situación Romero, destacó que en Castilla-La Mancha «se está poniendo en peligro los servicios públicos y Emiliano García-Page está callado ante esta situación».
intereses partidistas. «El bloqueo de Sánchez demuestra su incapacidad y debería dar un paso al lado o dar la cara y decir claramente si su plan es llevarnos nuevamente a unas elecciones», dijo la popular que fue más allá y señaló que al igual que García-Page «está callado, también lo están los alcaldes y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, que priorizan antes los intereses de partido que los intereses de los castellano-manchegos».
La diputada señaló que desde el PP exigen «la transferencia autonómica ya, puesto que los hospitales, colegios o dependientes, entre otros, no están en funciones, y están en peligro con el silencio cómplice de Page. Desde el PP propondremos soluciones ante esta situación de bloqueo tan grave, en base a nuestra labor de oposición propositiva y constructiva», dijo la diputada por Ciudad Real.