CLM, por debajo de la media de España en absentismo laboral

J.A.J.
-

El índice de absentismo en la región se sitúa en el 4,9 por ciento, tres décimas por debajo de la media nacional, aunque crece un 0,43 por ciento con respecto al trimestre anterior

Las actividades sanitarias se encuentran entre las que registran un mayor índice de absentismo. - Foto: Patricia González

Los trabajadores de Castilla-La Mancha se sitúan por debajo de la media en lo relativo a absentismo laboral. Esta es una de las conclusiones recogidas en el Informe Trimestral sobre el Absentismo Laboral elaborado por Randstad Research, la división de investigaciones del grupo de recursos humanos Randstad. Este estudio se basa en cifras procedentes de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Según el informe, el absentismo laboral supone en Castilla - La Mancha la pérdida de cerca de 17,9 millones de horas trabajadas en el trimestre, lo que se traduce en el 4,9 por ciento del total de las horas pactadas, tres décimas menos que la media nacional, un 5,2 por ciento, aunque aumenta un 0,43 por ciento respecto al trimestre anterior. El absentismo no debido a incapacidades temporales, es decir, el no justificado, tuvo en la región una tasa del 1,1 por ciento, reduciéndose un 0,03 por ciento durante el primer trimestre de 2019.
El informe destaca, además, que más de 42.800 castellano-manchegos no acuden a su puesto de trabajo de media cada día. Exactamente son 42.822 profesionales, de los cuales el 22,3 por ciento (9.536) lo hicieron pese a no estar de baja, mientras que el 77,7 por ciento (33.287) se ausentaron por una incapacidad temporal. 
Si se observan los porcentajes de absentismo laboral de las distintas autonomías sobre un mapa, se puede comprobar que quedan por debajo de la media española las regiones del sur peninsular, mientras la superan las del norte. Así, acompañan a Castilla-La Mancha como regiones con absentismo menor Madrid, Extremadura, Andalucía, y  Comunidad Valenciana. Se suman a estas una ‘isla’ en el norte, La Rioja.
Por contra, las regiones con absentismo mayor a la media son Galicia, Asturias, Castilla y León, País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña.
En cuanto a los archipiélagos, Baleares registra una absentismo laboral por debajo de la media española, mientras Canarias lo tiene por encima. 
Dos autonomías se sitúan justo en la media de un 5,2 por ciento de horas por trabajar perdidas por absentismo. Son Murcia y Cantabria. La región con menos absentismo es Baleares, con un cuatro por ciento, mientras el mayor se registra en el País Vasco, un 7,1 por ciento.

datos nacionales. A nivel nacional, se perdieron más de 450 millones de horas que debían trabajarse en el trimestre, que supone una tasa del 5,2 por ciento, aumentando un 0,3 por ciento con respecto a los tres últimos meses de 2018. El absentismo no justificado se situó en el 1,4 por ciento, que se vio reducir un 0,03 por ciento con respecto al periodo anterior. Además, 1.047.368 españoles no acudieron a trabajar de media cada día, el 26,4 por ciento (276.968) de manera injustificada y el 73,6 por ciento restante (770.041), con baja.
En cuanto a sectores, Randstad Research revela que el sector servicios es donde se registra un mayor absentismo en todo el país con una tasa del 5,4 por ciento, muy cerca del industrial, con un 5,2 por ciento de las horas pactadas. El sector de la construcción es donde menos absentismo se produce, un 3,3 por ciento, 1,9 puntos porcentuales por debajo de la media. 
Los sectores concretos de actividad que han registrado menores tasas de absentismo durante el primer trimestre de 2019 han sido los Servicios de arquitectura e ingeniería, Actividades de alquiler (ambos con 3,2 por ciento) y Venta y reparación de vehículos de motor (3,1 por ciento). 
En el otro extremo, con los mayores niveles de absentismo, se encuentran las Actividades de servicios sociales sin alojamiento (8,4 por ciento), Servicios a edificios y actividades de jardinería (8,5 por ciento) y Actividades sanitarias (8,6 por ciento).
En cuanto al volumen total de horas perdidas por el absentismo en el primer trimestre 2019, Catalunya (80,9 millones), la Comunidad de Madrid (67,4 millones) y Andalucía (64,7 millones) con las comunidades que más registraron, suponiendo entre las tres 213 millones de horas, el 47,1 por ciento de todas las del país. 
En términos de variación interanual del absentismo, Galicia (0,77 por ciento), Asturias (0,61 por ciento) y País Vasco (0,53 por ciento), registraron los mayores aumentos del absentismo con respecto al primer trimestre de 2019. Por otra parte, Baleares (0,14 por ciento), Catalunya (0,12 por ciento) y Navarra (0,03 por ciento) registraron los aumentos más discretos, mientras que Cantabria fue la única región en la que el absentismo se redujo, experimentando un 0,51 por ciento.
Por otra parte, al absentismo sin justificar, gran parte de las comunidades autónomas vieron reducida su tasa. La Región de Murcia y Castilla y León, ambas con un -0,28 por ciento, lo hicieron en mayor medida, seguidas por Cantabria (-0,27 por ciento), Canarias (-0,09 por ciento), Catalunya, Andalucía (-0,07 por ciento), Navarra (-0,04 por ciento), Castilla-La Mancha (-0,03 por ciento), Galicia (-0,02 por ciento) y la Comunidad de Madrid (-0,01 por ciento). Experimentaron incrementos Baleares (0,01 por ciento), Comunidad Valenciana (0,05 por ciento), La Rioja (0,07 por ciento) y Aragón (0,08 por ciento), siendo País Vasco, Extremadura (ambas con 0,17 por ciento) y Asturias (0,34 por ciento) las que más crecieron.