El gasto en jubilaciones acelera y enfila a un año récord

R. Ch
-

El Ministerio de Trabajo dedica casi 400 millones de euros a abonar pensiones de jubilación entre enero y julio en la provincia

El gasto en jubilaciones acelera y enfila a un año récord

La hucha de las pensiones sigue agrandando su gasto en la provincia de Ciudad Real, con las prestaciones de jubilación como las que mes a mes más gasto generan en la factura del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Según los últimos datos a los que ha tenido acceso La Tribuna, esta prestación le ha costado ya al Estado casi 400 millones de euros en los siete primeros meses del año y va camino de cerrar el año con un récord absoluto.
Las cuentas de la Seguridad Social son claras: de los 326 millones de euros que se gastó la Administración central en pagar a los jubilados ciudadrealeños en los siete primeros meses del año 2013 se ha pasado a rozar los 400 millones en este 2019, con incrementos todos los años que iban de entre el dos al tres por ciento hasta llegar a dispararse al 6,5 por ciento en este ejercicio.
Este incremento, que se extrapola a todo el país, se justifica, primero, por el aumento del número de pensiones, en la provincia más de 52.000 personas, pero, sobre todo, por el incremento del importe medio de estas nóminas como resultado de la revalorización de las pensiones realizado para este año y de la mayor cuantía que perciben los nuevos jubilados, que aunque en Ciudad Real, esa pensión media de las nuevas jubilaciones se redujo en el territorio el año pasado por primera vez desde que la recuperación económica se hizo presente, después de haber tocado techo en el ejercicio 2017, sigue suponiendo un gasto importante para las cuentas públicas.
Los pensionistas jubilados son, además los que perciben una mayor cantidad del Estado. A fecha de 1 de agosto, un total de 52.648 personas cobraron una pensión de jubilación, con un ingreso medio de 1.082,28 euros, mientras que la viudas, por ejemplo, apenas ingresan una media de 730 euros o las personas con una incapacidad permanente perciben 891 euros de media.
Y todas estas cuentas se dan en una provincia cada vez más envejecida. Según los últimos datos disponibles desde el Instituto Nacional de Estadística (INE), referidos al cierre de 2018, en Ciudad Real hay ya prácticamente 100.000 personas que superan los 65 años, más que nunca, con récord de población que supera la barrera de los 85 años: hasta 18.500 ciudadrealeños con 163 centenarios, cuando hace apenas dos décadas eran 29 las personas que vivían en la provincia que habían superado el siglo de vida. Eso se traduce en que en la provincia hay ya más personas en edad de jubilación que menores de 20 años en hasta 86 localidades de Ciudad Real, con Almodóvar del Campo, Puertollano, Almadén, Calzada de Calatrava y Villanueva de los Infantes como los municipios más afectados por esta brecha de edad de la que se salvan, sobre todo, las grandes ciudades como Ciudad Real capital, Miguelturra, Tomelloso, Alcázar de San Juan y Valdepeñas.