Una muestra de la 'mal llamada' libertad digital

N. Sánchez
-

El fotógrafo Antonio Rivera publica en Instagram la imagen de un pezón femenino con el propio anagrama de la red y sorteando su censura. La fotografía forma parte de su exposición en Madrid

una muestra de la ‘mal llamada’ libertad digital

Hace cuatro días el fotógrafo ciudadrealeño Antonio Rivera publicaba una imagen en su perfil de Instagram @by_rivera en la que utiliza el anagrama de esta red social sobre el pezón de un pecho femenino con la etiqueta #freenipple, con el fin de sortear el algoritmo de esta red que censura la publicación de fotografías que contengan pezones femeninos y no masculinos. Acompaña la imagen con esta reflexión: «...sigo sin poder entender la censura en el Siglo XXI y la mal llamada libertad digital».
Esta imagen forma parte de la exposición que Rivera inauguró el pasado sábado en los bajos del Restaurante El Giraldillo, en la calle de Hartzenbusch, 12, en el barrio de Chamberí en Madrid. «Con esta imagen he querido reivindicar que hay más libertad creativa en un sótano o en la calle que en el mundo libre de internet, donde hay censura, por ejemplo en  Instagram se censura sólo el pezón de las mujeres, pero no el de los hombres».
El anagrama de Instagram se convierte de esta manera en parte de la muestra del creador manchego que puede verse hasta el 6 de octubre y que recopila 16 fotografías y una obra pictórica realizadas a lo largo de estos años por este joven. Pueden verse los molinos manchegos o las manos del trompetista daimieleño Manuel Blanco; así como imágenes del proyecto ‘Titanes’ de la Diputación Provincial y Laborvalía para la intervención artística en espacios industriales del mundo rural como los silos.
impacto. Sobre el impacto de la imagen en la audiencia, el fotógrafo explica que la gente que está visitando estos días la exposición en Madrid se interesa por el fin último de esta fotografía y el porqué de la misma. «En Internet pensamos que tenemos libertad de expresión y creación, pero no es verdad, está controlado y yo quería reivindicar eso precisamente y además burlar esa censura con su propio anagrama para romper esos perjuicios visuales. El arte es un medio de comunicación y publicación». La publicación de Antonio Rivera, que tiene más diez mil seguidores en Instagram, cuenta con más de 170 ‘likes’