El PSOE luchará por el tercer diputado y el PP se recupera

M. Lillo
-

El CIS da la victoria en la provincia al PSOE que buscará ampliar su representación en Madrid con un tercer diputado a costa de C's, mientras el PP crecería y Vox perdería su parlamentario

Resultados del CIS - Foto: Tomás Fernández de Moya

Victoria del PSOE, que de dos diputados podría estar en disposición de conquistar un tercer representante por la provincia de Ciudad Real en Madrid, un PP que sale reforzado y que gana también presencia en el Congreso, donde pasaría de tener uno a dos parlamentarios, mientras que Ciudadanos lucharía con el PSOE por mantener a Francisco Fernández Bravo en la carrera de San Jerónimo, donde no llegarían ni Vox, que perdería un escaño, ni Unidas Podemos, que volvería a quedarse fuera del reparto de escaños. Ese es el resumen de los resultados de la macroencuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el ámbito ciudadrealeño, donde los cinco escaños en juego el próximo 10 de noviembre estarían en manos de dos o tres partidos como mucho: PSOE, PP y, quizá, Ciudadanos.
Las opiniones en relación a esta encuesta, conocida esta mañana, es decir, cuando faltaban tres días para el inicio de la campaña electoral, son muy diferentes entre los cada uno partidos políticos.
Para los socialistas, la macroencuesta del CIS «confirma que es posible un gobierno fuerte en España liderado por el PSOE», por lo que creen que si se moviliza a los votantes se podría «superar el bloqueo» de la la pasada legislatura y ha provocado una nueva convocatoria electoral, según afirmó a este diario el secretario de Organización del PSOE de Ciudad Real, José Manuel Bolaños. El mensaje que repite este partido y en el que seguirá incidiendo durante toda la campaña es el de aglutinar el voto progresista en sus candidatos. El mensaje está especialmente dirigido a los votantes de Unidas Podemos, 26.000 en la pasada cita del 28 de abril, que no tuvieron representación y sin embargo hicieron posible que Vox y Cs lograsen un escaño por la provincia, según apunta el PSOE. De este modo, Bolaños aseguró que lucharán para lograr ese tercer diputado que se ‘tambalea’ en la encuesta del CIS y lograr «una mayoría de gobierno fuerte, progresista y estable» liderado por Pedro Sánchez.
Una visión distinta es la que ofrece la candidata del PP al Congreso por la provincia, Rosa Romero, sobre la encuesta: «Es una nueva utilización de las instituciones por parte de su amigo Tezanos», una utilización del PSOE «a la desesperada» para «tratar de movilizar a los suyos». Para la popular, «la encuesta que vale es la del 10-N» y subrayó, además, que la encuesta se elaboró antes de conocerse la sentencia del procés y de la situación de «violencia en Cataluña y de pasividad y de ponerse de perfil de Pedro Sánchez», por lo que aseguró que es «un punto de inflexión» en el ámbito político. Para Romero, el PSOE «cada día que pasa pierde votos», mientras que el PP «está en subida» y es, dijo, la alternativa para dar «más seguridad y certidumbre» al país.
Con un pie dentro del Congreso y otro fuera, según el CIS , está Francisco Fernández-Bravo, candidato de Ciudadanos, partido «que es la viva imagen de que no hay que hacerle caso a las encuestas», ya que recordó que en las pasadas elecciones lograron un resultado «excepcional» pese a que se les «infravaloraba». El candidato naranja aseguró que se valen de «las sensaciones en la calle, muy positivas» y se mostró convencido de que mantendrán su escaño el próximo 10-N.
Tampoco el candidato de Vox por la provincia, Ricardo Chamorro, da «ningún tipo de importancia a Tezanos y al CIS» y menos con una encuesta que «contradice al resto de encuestas» y que está «muy cocinada». En plena resaca de la visita de Abascal, llegó a calificar la encuesta de «kafkiana» y aventuró que su partido «mejorará los resultados en un grado alto». El número uno de Unidas Podemos por la provincia, Jorge Uxó, también criticó que la encuesta se hiciera antes de lo sucedido en Cataluña y recordó que queda toda la campaña por delante en la que buscará «el voto descontento» del PSOE que ha provocado la repetición electoral.