1,7 millones para las obras de reforma de la residencia

S.L.H / A.C.
-
1,7 millones para las obras de reforma de la residencia

El Gobierno regional autoriza un gasto de algo más de 1,7 millones para las obras de reforma de la tercera planta de la residencia de mayores Pocitas del Prior de Puertollano, incluidas dentro del Plan de Infraestructuras Sociales Horizonte 2020

El Gobierno de Castilla-La Mancha autorizó este miércoles un gasto de algo más de 1,7 millones de euros para las obras de rehabilitación de la tercera planta de la residencia de mayores Pocitas del Prior de Puertollano, incluidas dentro del Plan de Infraestructuras Sociales Horizonte 2020. Los trabajos de reforma en esta planta se paralizaron hasta en dos ocasiones en los últimos años, en 2009 y 2012. El contrato se tramitará mediante el procedimiento de adjudicación y tendrá una duración de ocho meses. La reforma de esta planta permitirá la puesta en marcha de 40 plazas más en el centro, con un total de 25 habitaciones, 15 dobles y 10 individuales, tal y como dio a conocer el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en la rueda de prensa que convoca los miércoles para informar de los acuerdos firmados esta semana por el Ejecutivo de Emiliano García-Page. Una noticia que recibieron ayer con gran satisfacción en Puertollano. La concejala de Bienestar Social, Ana Muñoz, afirmó que era «un día alegre» porque se hace realidad «una reivindicación de los mayores de la ciudad». Además, apostilló la edil, esta partida presupuestaria pone de manifiesto que «Puertollano y las personas que más lo necesitan cuentan para el Ejecutivo de García-Page». El Ayuntamiento ya tiene en su poder la solicitud de licencia de obras, por lo que los trabajos darán comienzo en los próximos meses y finalizarán a lo largo de 2020. La concejala recuerda que este edificio viene desarrollando su actividad de atención a personas mayores desde la década de los 70. En 2008 se se realizó un proyecto de rehabilitación de las tres primeras plantas y las instalaciones complementarias, pero la adjudicataria cesó las obras en enero de 2009. En 2010 se volvieron a adjudicar las obras y nuevamente quedaron paralizadas en 2012. «La crisis se las llevó por delante», sentenció Ana Muñoz.