El Carnaval más dulce

La Tribuna
-
El Carnaval más dulce

El Palacio del Carnaval de Miguelturra acogió este lunes una nueva edición del concurso de Fruta en Sartén, una cita con sabor que congregó a cientos de personas para probar los tradicionales dulces de la localidad

El Palacio del Carnaval de Miguelturra (Cere) ha sido elegido una vez más para acoger la trigésimo sexta edición del Concurso de Fruta en Sartén, uno de los concursos que tiene más sabor en el Carnaval de Miguelturra y que este lunes congregó a numerosísimos vecinos que abarrotaron el parque Doctor Fleming para probar los tradicionales dulces miguelturreños que tanto renombre tienen. El concurso contó con la presencia de la alcaldesa de Miguelturra, Victoria Sobrino, el concejal de Festejos del Consistorio, Diego Rodríguez, y miembros del resto de la Corporación que probaron las delicias presentadas a concurso, y que más tarde valoró el jurado. Así, los tradicionales sabores de la fruta en sartén volvieron a convertirse en los protagonistas de la mañana del lunes de Carnaval, donde las 32 personas participantes exhibieron la elaboración de flores, barquillos, roscapiñas, borrachuelas o rosquillas, y que fueron degustados por todos los asistentes junto a la limonada de todos los años elaborada y repartida por Octavio Martín. La presencia de numerosas máscaras callejeras llenaron de colorido y alegría la celebración del concurso que por sexto año consecutivo estuvo organizado por la Peña Los Rocheros, quienes, vestidos de amarillo, fueron los encargados de animar y ofrecer el tradicional plato a todos los asistentes acompañados. En la modalidad de barquillos, borrachuelas y rosquillas la ganadora fue Mari Carmen Corral León, mientras en la categoría de flores el primer premio recayó en Desi Pérez lozano. Por último, en la modalidad de roscapiña la primera clasificada fue Floriana Cerros Hervás, según informó el Ayuntamiento. Mientras el domingo, las máscaras volvieron a llenar las calles de la localidad y el Carnaval infantil volvió a demostrar que Miguelturra vive estas fiestas desde la cuna, en una soleada mañana donde los niños fueron los grandes protagonistas reafirmando la afición y la tradición por la máscara callejera y el disfraz. Y como en todo Carnaval churriego no falta la música y la solidaridad. Así por ejemplo, miembros del Ateneo musical de Miguelturra animaron con sus melodías a los usuarios de la residencia de mayores de la localidad, quienes gracias al Ateneo pasaron un día muy divertido e inolvidable.