Repunta la delincuencia en la provincia de Ciudad Real

Hilario L. Muñoz
-

Los datos de los primeros seis meses del año muestran un incremento de un 7,5 por ciento de los delitos con aumentos en los grandes municipios salvo Tomelloso

La vivienda donde presuntamente se ha cometido la última agresión sexual conocida en la provincia. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las cifras de criminalidad del Ministerio del Interior han arrojado cifras negativas para la provincia de Ciudad Real en el segundo trimestre del año 2019, dentro de una estadística que se lleva esperando desde hace semanas su publicación y que ayer se conoció en la web de la Administración del estado. Según sus datos, durante los primeros seis meses del año repuntaron las infracciones penales conocidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías locales de la provincia hasta superar las 6.400. Son casi 500 más de las que hubo en los primeros seis meses del pasado año, debido a un aumento de las agresiones sexuales, lesiones, homicidios y del robo de vehículos, aunque otros delitos como los hurtos se han reducido en la provincia. En el balance han sido un 7,5 por ciento más las infracciones penales que se han conocido y destaca que la delincuencia crece en cuatro de los cinco grandes municipios de la provincia, solo Tomelloso se salva. 
Por tipología destaca el incremento de los delitos contra la libertad sexual con 48 sucesos conocidos por los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad e implican un 26,3 por ciento más. De estos hechos destaca que se hayan duplicado las violaciones, pasando de tres a seis las agresiones sexuales con penetración. La conciencia creada por este tipo de delitos a raíz de la agresión de La Manada en Pamplona son claves en la denuncia y el aumento de este tipo de hechos. Los cinco grandes municipios de la provincia, Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Puertollano, Tomelloso y Valdepeñas han registrado 27 de estos delitos contra la libertad sexual, nueve más de los que hubo en los seis primeros meses del año pasado y tres de las seis agresiones que entre enero y junio se han registrado con penetración. Como ejemplo hace semanas se conoció que cinco hombres habían sido detenidos por su presunta relación con una agresión sexual en una casa del extrarradio de Ciudad Real.
 Además aumentan en un 44,4 por ciento los delitos relacionados con lesiones o con riñas tumultuarias que pasan de los 45 de los primeros seis meses del pasado año a los 65 de este. Al igual, también aumentan a tres los homicidios dolosos o asesinatos consumados cuando fueron cero los que se registraron el pasado año.  Por el contrario no se ha producido, según la estadística publicada por el Ministerio del Interior, ningún homicidio en grado de tentativa, cuando el año pasado fueron siete. 
Esta situación ocurre mientras caen el conjunto de la provincia los delitos de hurtos y de robos, salvo las sustracciones de vehículos. En concreto, los robos con violencia pasan de 74 a 64; los ocurridos en domicilios y establecimientos de 308 a 256 y los hurtos de 1.432 a 1.302. Mientras, las sustracciones de vehículos aumentan de 23 a 27. 
También se han reducido los delitos relacionados con el tráfico de drogas que pasan de 39 de los seis primeros meses del pasado año a 32 en la provincia de Ciudad Real.
En cuanto a los grandes municipios, Alcázar de San Juan y Valdepeñas cuentan con el mayor incremento de los hechos delictivos, más de un 17 por ciento, y con 417 y 479 sucesos recogidos, respectivamente, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad entre enero y junio. Le siguen Ciudad Real, con un 9,2 por ciento de hechos delictivos y 1.326 sucesos y Puertollano, con un 2,6 por ciento de incremento, y 704 sucesos. Mientras que Tomelloso, reduce en un 5,8 por ciento su delincuencia, gracias a una caída entre otros de los robos con fuerza.
Los incrementos que se han producido en la provincia de Ciudad Real también han ocurrido en otras provincias como Albacete con un 6 por ciento más que en el mismo período de 2018; en Cuenca, con un 5,7%; y un 0,6% en Toledo. Solo Guadalajara se salva de este aumento de los hechos delictivos con un 0,2% menos de infracciones penales.