El fin de la campaña de la aceituna eleva la cifra del paro

I. Ballestero
-
El fin de la campaña de la aceituna eleva la cifra del paro - Foto: Tomás Fernández de Moya

La provincia suma doce años consecutivos con subidas del paro en el mes de febrero, que cerró con 47.399 desempleados

La agricultura, muchas veces salvavidas de las cifras del desempleo en la provincia de Ciudad Real, resultó un lastre en el mes de febrero. El paro subió en territorio ciudadrealeño en más de medio millar de personas por la destrucción del empleo en el campo, con el final de la campaña de la aceituna y de la poda, entre otras tareas, marcando el diapasón de los cultivos. Así, la agricultura lastró las cifras provinciales en las cifras del desempleo y en la afiliación a la Seguridad Social, en un mes en el que el paro bajó en distinta medida en el resto de sectores pero subió hasta las 47.399 personas, 524 más que al cierre del mes anterior. De esta forma, la provincia encadena doce años consecutivos de subida del desempleo en el mes de febrero, que no ofrece respiro para el tejido laboral ciudadrealeño desde antes de la recesión, desde el año 2007.
En los meses de barbecho para las principales campañas del sector servicios las cifras del desempleo de la provincia de Ciudad Real quedan a merced de la agricultura. El final del mes de febrero coincidió con el final de una de las campañas agrícolas, vendimia aparte, que más influjo tiene en las cifras del paro, la de la aceituna, y en final de la actividad a pie de oliva se llevó por delante las mejoras, leves o moderadas, en el resto de sectores. El paro bajó en el mes de febrero en la industria (-4 parados), en la construcción (-114) y en el sector servicios (-236), y lo hizo también en el colectivo de desempleados sin trabajo anterior (-23), pero la subida del desempleo en la agricultura (901 desempleados más) marcó de manera definitiva el saldo final: 524 parados más que en el mes de enero, 47.399 desempleados al cierre de febrero.
Esta subida del desempleo no es ajena para Ciudad Real en el segundo mes del año. De hecho, con éste son ya doce ejercicios consecutivos en los que sube el desempleo en el mes de febrero en la provincia. Para remontarse a un dato positivo hay que llegar a 2007, antes de que los primeros indicios de la crisis despuntaran en el territorio. Desde entonces, el paro siempre sube en Ciudad Real en el mes de febrero: primero con especial virulencia, con subidas de casi 2.300 personas en los años 2009 y 2012, y luego de forma leve o moderada con la llegada de la recuperación (2015, 36 desempleados más). En los últimos ejercicios la cifra parece estabilizada en torno al medio millar de personas, sin el impacto de planes públicos de empleo, que de manera generalizada han tomado marzo como punto de partida.
Pese a eso, no todo es negativo. En términos interanuales, las cifras del desempleo continúan recorriendo una senda positiva, y hoy hay en la provincia de Ciudad Real 4.911 parados menos de los que había hace un año, y la cifra de desempleados al cierre del mes (47.399) es la más baja para febrero desde el año 2009, cuando la última hoja del calendario del mes se arrancó con 44.131 personas inscritas en las listas del desempleo. Además, con el que acaba de terminar la provincia de Ciudad Real encadena nueve meses consecutivos con la cifra de parados por debajo de las 50.000 personas, antes de que asomen por el horizonte nuevas campañas en el sector terciario a las que aferrarse.
La agricultura lastró los datos del desempleo y dinamitó la afiliación a la Seguridad Social. Febrero se dejó por el camino a 44 autónomos que se vieron obligados a cerrar su negocio o a cesar en su actividad, pero en el Régimen General las altas en la Seguridad Social, en los datos medios mensuales, creció en 860 personas. Es decir, que en el Régimen General y en el de trabajadores autónomos, en febrero se crearon en la provincia de Ciudad Real 816 puestos de trabajo, pero la afiliación a la Seguridad Social cayó en 1.430 personas el pasado mes. La respuesta a esta pregunta se encuentra en el Régimen Especial Agrario, allí donde se dan las altas relacionadas con las campañas agrícolas (vendimia o aceituna), donde se perdieron más de 2.200 empleos.
En materia de contratación, febrero se avino al patrón de la creación de empleo en la provincia de Ciudad Real. Se firmaron un total de 13.351 puestos de trabajo, lo que supone 5.590 menos que en el mes anterior y más de un millar menos que en el mes de febrero el año pasado, pero esa caía al menos sirvió para levantar levemente el peso de los contratos indefinidos sobre la contratación temporal, mayoritaria en la provincia. En febrero hubo 926 contratos fijos, casi el 7 por ciento del total, por los más de 12.400 que se firmaron de carácter indefinido.
grandes municipios. El mes de febrero tuvo efectos desiguales en las cifras del desempleo de los municipios más poblados de la provincia de Ciudad Real. La capital (118 parados menos que en enero), Tomelloso (26), Manzanares (43), La Solana (26), Miguelturra (4) y Campo de Criptana (29) escaparon a la subida del desempleo originada por la agricultura en el conjunto de la provincia, que sí se dejó notar en las cifras de Puertollano (51 parados más), Alcázar de San Juan (28), Valdepeñas (142) y Daimiel (21). En términos interanuales, todos los municipios cuentan en la actualidad con menos desempleo que hace un año, con Tomelloso (474 parados menos que en febrero de 2018) y la capital (464) con las mejoras más sustanciales en las cifras del paro.