Camacho da vida a mujeres que no importan

Manuela Lillo
-
Camacho da vida a mujeres que no importan

La pintora ciudadrealeña expone en la Casa Vasca de Madrid una muestra de mujeres de territorios rurales de La Mancha y pone el acento en el papel de las cuidadoras

La artista ciudadrealeña Adela Camacho, natural de Viso del Marqués, expone desde el pasado 15 de febrero y hasta el 2 de marzo en la Casa Vasca de Madrid, una muestra que lleva por título ‘Mujeres que a nadie le importan. Un relato rural contemporáneo femenino’ con el que pretende dar visibilidad a las mujeres invisibles, las silenciadas, las que no existen para la sociedad en general y, en particular, «al papel de las cuidadoras», confiesa esta pintora.
A través de las mujeres de los territorios rurales de La Mancha, la artista Adela Camacho vertebra en su pintura un mundo invisible que sustenta la vida familiar y la cotidianidad de los quehaceres rutinarios de la vida del campo, una recopilación de obras realizadas desde el año 2005 y en el que se puede apreciar a mujeres, ancianas, madres o monjas, entre otras figuras que conforman esta particular mirada a su universo femenino.  
«El título de la exposición conforma la idea de la invisibilidad de las mujeres en sus entornos cotidianos rurales que pasan desapercibidas y son denostadas a nivel social y político. Unas son mayores, otras son monjas o viven en lugares lejanos en medios rurales, incluso los prostíbulos de carretera o no se ven ya que viven detrás de los muros infranqueables de las casas en los pueblos», expone esta artista en una muestra que, de momento, no tiene idea de recopilar en una muestra en Ciudad Real debido a la ausencia de salas que considera adecuadas para esta exposición y apunta sin embargo a que «hay una sala de París que tiene interés» por esta muestra.
«Son mujeres que sostienen en definitiva la casa, la comida, el campo, el mundo emocional familiar y luego siguen invisibles y marginadas en su abandono, ya sea en lugares que acogen estas figuras con sus ‘contenedores’ ya sean asilos de ancianos, monasterios de monjas, prostíbulos, hospitales o casas de acogida». Adela Camacho ha protagonizado varias exposiciones de manera individual, como la de Arbeit macht  frei, en la Escuela de Arte Pedro Almodóvar de Ciudad Real en 2017;  14 Madres, en el Teatro Sensación en 2011; Pacientes, también en la Escuela de Arte “Pedro Almodóvar” en 2008; Cuestión de Cabeza, en el Museo Municipal de Puertollano en 2003 o Intermedio, en la Cámara de Comercio en 2001. También ha realizado varias exposiciones compartidas. En 2012 ganó el el certamen de la Asociación de Amigos de la Pintura y el Arte Manuel López Villaseñor.