Apoyo unánime al Plan de Igualdad

LT
-
Apoyo unánime al Plan de Igualdad

El plan ve la luz después de dos años de trabajo y contiene unas 100 medidas diferentes y ocho ejes principales de cara a «no retroceder en derechos»

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, celebrado el pasado martes, puso el acento en la igualdad y en la necesidad de seguir trabajando «para  no retroceder» en derechos. En la sesión se aprobó por unanimidad el Plan de Igualdad 2019-2022, elaborado en corresponsabilidad con diferentes colectivos de la localidad y, aunque costó un arduo debate con el PP, también fue unánime el apoyo de los grupos municipales a la huelga feminista del próximo 8 de marzo.
Dos años de trabajo ha llevado la elaboración del Plan de Igualdad, un plan en el que han participado, además de los técnicos municipales, numerosos colectivos de la ciudad con conciencia feminista. Un plan que fue bien recibido por todo los grupos municipales y que recoge aspectos transversales para trabajar por la igualdad en diferentes ámbitos y con los distintos grupos de edad y sociales. El principal objetivo de este plan es promover un cambio de mentalidad en la sociedad alcazareña que lleve a un mundo más libre, sin discriminación hacia la mujer. Así lo expuso la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, que fue la encargada de introducir el contenido del plan, tras la ausencia en el Pleno del concejal de Igualdad por motivos de salud.
El plan contiene unas 100 medidas diferentes y se basa en ocho ejes principales. Todos los grupos municipales estuvieron de acuerdo con la elaboración de esta hoja de ruta que calificaron de «exhaustiva y bien elaborada»; ya que incide en diferentes aspectos, dando especial relevancia a las medidas preventivas y a la educación. No obstante, desde IU y PP señalaron echar en falta un plan económico; a lo que la alcaldesa respondió que el desarrollo de este plan es hasta el año 2022 y que se irá dotando de partidas en los diferentes presupuestos municipales.
Aunque todos los grupos  presentaron sus mociones relativas al 8 de marzo -apoyando todos los grupos de izquierdas la huelga feminista convocada para ese día a excepción del PP- tras el debate se logró convertir la moción en institucional incluyendo, a petición del grupo popular, todos los tipos de educación para conseguir la igualdad, no sólo la educación pública, laica y feminista; cambiando este concepto por educación en igualdad.