Tráfico, en la «lista negra' por la falta de personal

Pilar Muñoz
-

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas denuncia el agravio comparativo con otras provincias tras subrayar el perjuicio a los alumnos y empresa por un servicio deficitario

Tráfico, en la «lista negra’ por la falta de personal - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La falta de examinadores y de personal administrativo en la Jefatura Provincial de Tráfico de Ciudad Real con los problemas que esta situación acarrea para las autoescuelas de la provincia y sus alumnos lleva meses siendo noticia y no hay visos de que vaya a solucionarse a corto plazo, ya que, como apunta el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, José Joaquín Garzás, «la falta de Gobierno hace que no se convoquen nuevas plazas y no se cubran las vacantes por jubilación».
La provincia de Ciudad Real debería tener diez examinadores en plantilla pero actualmente sólo cuenta con siete, de los que uno se jubila en octubre. Hay un examinador itinerante, pero no siempre se puede contar con él, aseguran.
De este modo, Ciudad Real está entre la decena provincias con peor servicio debido a la falta de personal, tanto administrativo como examinador. Dado el número de alumnos que tienen las autoescuelas en la provincia, la ratio por examinador sitúa a Ciudad Real en la «lista negra» de provincias que prestan un servicio insuficiente.
Éste y otros asuntos son los que la asociación de autoescuelas querría tratar a primeros de septiembre con los responsables de la Jefatura de Tráfico para acordar los calendarios de exámenes y poder exponer «inquietudes» que creen que se pueden resolver.
Garzas reconoce, eso sí, que la Jefatura Provincial de Tráfico trata de fomentar esa figura de examinador itinerante para que el servicio no sea tan precario, pero no está disponible todos los meses.
Respecto a las fechas de exámenes tras el periodo vacacional de agosto, el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas indica que van en función de los cupos, pero adelanta que el primero está previsto para el 2 de septiembre en Alcázar de San Juan, que no pudieron examinarse en julio y a partir de ahí con la carencia que se viene estableciendo este tiempo de atrás.
A este respecto, José Joaquín Garzás hace hincapié en el agravio comparativo respecto a autoescuelas de otras provincias de Castilla-La Mancha. Recuerda que en los meses de verano es cuando más demanda tienen de estudiantes que aprovechan este periodo para obtener el permiso de conducir, pero que la falta de examinadores y de personal administrativo provoca que «el servicio sea bastante escaso, con unos tiempos de espera muy largos», con unas demoras de exámenes más grande de lo habitual en otras provincias, «sobre todo a la hora de expedir el permiso de conducir una vez que se han aprobado los exámenes».
Horas extras. Un medio para aliviar las listas de espera sería que los examinadores hicieran horas extraordinarias, pero «eso depende de que se apruebe una partida presupuestaria de ámbito nacional».
 El presidente de las autoescuelas ciudadrealeñas sabe que, a diferencia de otras provincias, los examinadores de aquí están dispuestos a hacer horas extras para agilizar la realización de exámenes, pero «no me consta que haya para el próximo septiembre una partida económica destinada para ello», lamenta.
A esto, Garzás une la escasez de personal administrativo encargado de realizar la documentación de los alumnos, de forma que «los plazos se dilatan de una manera excesiva y pueden transcurrir varia semanas desde que se aprueba el examen y se expide el permiso». Los centros de exámenes están en Alcázar, Tomelloso, Valdepeñas, Puertollano, Almadén y Ciudad Real.
No hay exámenes nuevos. Las autoescuelas no han recibido información alguna respecto el nuevo modelo de examen de conducir anunciado primero para julio y después para el 15 de septiembre. En Ciudad Real no hay noticias al respecto, han asegurado a este diario varios empresarios de autoescuelas.
El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, José Joaquín Garzás, clarifica el asunto tras asegurar a este diario que es un proyecto. Explica que los cambios guardan más relación con los vehículos con los que se hacen las prácticas.
Insiste en que «no hay exámenes nuevos a partir de septiembre», pero aclara que a partir del próximo mes los alumnos de las autoescuelas van a poder practicar con vehículos dotados de ayudas a la conducción, dispositivos y medios tecnológicos que ya están incluidos en algunos turismos. En cuanto a los cambios que se esperaban de clases teóricas, exámenes prácticos y demás, Garzás indica que están suspendidos sine die.