Ciudad Real sigue a la cola en ingresos turísticos

R. Ch
-
Ciudad Real sigue a la cola en ingresos turísticos - Foto: Tomás Fernández de Moya

Ciudad Real es el último destino turístico urbano en rentabilidad por habitación aunque bate récords de visitas

El recientemente finalizado 2018 dejó en el plano turístico de la provincia las mejores cifras de visitantes y de pernoctaciones de años. Ciudad Real sumó 437.693 viajeros que pasaron 736.672 noches en los hoteles de la provincia. Las primeras, las mejores cifras desde 2009, las segundas, las más altas desde 2008. Sin embargo, Exceltur, el lobby que forman los principales actores del sector turístico español indica que ese espectacular avance del turismo en la provincia no sirve para rescatar a Ciudad Real del furgón de cola de la rentabilidad hotelera. De hecho, los ingresos crecen por encima de la media de los principales destinos turísticos urbanos aunque Ciudad Real es el que genera menos ingresos del listado que maneja Exceltur, con apenas 22 euros por cama disponible.
Lo que dentro del sector se conoce como RevPar determina la medida de balance entre la cantidad de habitaciones que oferta un hotel y los huéspedes que las demandan, esto es, cuánto dinero se obtiene por habitación. En 2018 los destinos urbanos españoles registraron un crecimiento moderado de la rentabilidad inducida por el turismo. Como resultado de ello, 39 de las 53 ciudades españolas incluidas en el barómetro registran crecimientos en términos de ingresos durante el 2018. Exceltur explica que el crecimiento está menos extendido de lo que lo estaba en 2017 (cuando crecieron 49 de las 52 ciudades) y avanza a un ritmo más moderado para 2019. En ese sentido, los ingresos de los recintos ciudadrealeños crecen en hasta un 7 por ciento, al mismo ritmo que destinos turísticos mucho más asentados como Palma de Mallorca, aunque el ranking según RevPar del total de hoteles en los destinos urbanos hunde a Ciudad Real en el último puesto de rentabilidad económica, con ingresos de apenas 22,2 euros, frente a una media estatal de 67,5 euros y a cifras que rondan los 100 euros en Barcelona o San Sebastián.
Desde la asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo, su gerente, Cristina Miranda, apunta que Ciudad Real, «desgraciadamente» sigue a la cola de ese indicador pese a que hay más viajeros y pernoctaciones. Un incremento que Miranda interpreta únicamente en costa de precios «y eso es cortoplacista pues al final se prima un perfil de cliente, que se mueve exclusivamente por el precio, que quizá no sea el deseable».
Es ‘mal’ se extiende a otras provincias como Albacete, la segunda con los ingresos medios más bajos de los puntos turísticos analizados, Lugo, Badajoz, Lérida, Ávila, Palencia, Cuenca y Huesca también marcan rentabilidades por cama por debajo de los 30 euros.
La clave, según explican desde la patronal turística de Ciudad Real no es otra que apostar por el turismo de calidad, como el que protagonizan los congresos o eventos del tipo Fenavin, cuya celebración de este año mantiene ya al completo las reservas hoteleras de la capital y de una buena parte de su entorno meses antes de su celebración. «Ese es el tipo de turismo que queremos y todas las administraciones que apuesten por traerlo van a contar siempre con nosotros», explicó Miranda. En 2018, según las cifras ofrecidas por la alcaldesa de la capital, Pilar Zamora, en la última edición de Fitur, el Quijote Convention Bureau atendió 67 eventos en los que participaron más de 16.000 personas, con la vista puesta en el repunte que pueda suponer la puesta en marcha del remozado pabellón ferial y que aspira a convertir a Ciudad Real «en una referencia del turismo de ferias y congresos y un espacio y lugar de eventos con repercusión económica y generación de empleo», según reconoció recientemente el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, administración de la que depende la gestión de este pabellón.
Desde la patronal del turismo provincial no se reniega de la buena evolución mantenida en 2018 aunque advierten también que esa subida se registra partiendo de niveles «excesivamente bajos». En concreto, según Exceltur, 20,7 euros en 2017, año en el que también creció la rentabilidad hotelera el 0,3 por ciento.
Otro indicador que mide el lobby del turismo español en su informe anual es el de la generación de empleo. Aquí, Ciudad Real también avanza por encima de la media del resto de destinos turísticos urbanos, más de un 5% y más que Madrid, por ejemplo, aunque los afiliados a la Seguridad Social en ramas turísticas, como hotelería, agencias de viajes, transporte, ocio y cultura y la rama de comercio minorista apenas alcanza los 670 empleos directos, la segunda cifra más baja de todos los destinos analizados y sólo por delante de las cifras de Pontevedra.