Fuglsang brilla en La Cubilla y Valverde cede ante Roglic

EFE
-

El danés de Astana se convierte en un gigante en la montaña asturiana en una jornada en la que el campeón del Mundo pierde 23 segundos ante el ímpetu de 'Superman' López

Fuglsang brilla en La Cubilla y Valverde cede ante Roglic - Foto: Javier Lizón

El danés Jakob Fuglsang (Astana) estrenó con un triunfo en solitario la inédita cima de La Cubilla, en cuyo ascenso pasó apuros Alejandro Valverde (Movistar), que cedió 23 segundos respecto al líder, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma).
El nórdico se puso la montera picona asturiana como vencedor de su primera etapa en una grande, lograda a los 34 años y tras un intento fallido de hacer algo importante en el pasado Tour, en el que abandonó. Coronó La Cubilla, a 1.700 metros de altitud, apareciendo como un gigante entre la niebla, brazos en alto, amplia sonrisa, con un tiempo de 4,01,22.
El medallista de pata en los Juegos de Río 2016 fue el más fuerte entre los 20 hombres de la escapada del día. Atacó de lejos y cruzó la línea 22 segundos antes que el joven británico Tao Geoghegan (Ineos) y 40 respecto a Luis León Sánchez, compañero del danés.

'Superman' ataca y Valverde cede

Mientras entraban con cuentagotas los componentes de la escapada, entre los favoritos rompió las hostilidades Superman López, quien puso en apuros al líder, aunque el esloveno pudo enlazar y unirse al trío que completaba su compatriota Tadel Pogacar. Juntos cruzaron la meta a 5,59 del ganador.
No aguantó el zarpazo del colombiano Alejandro Valverde, que optó por hacer los últimos kilómetros a rueda de Marc Soler para minimizar las pérdidas. Finalmente perdió en la cima 23 segundos con sus rivales directos. Mantuvo la segunda plaza a 2,48 de Roglic, pero se le acerca Pogacar, que es tercero a 54 segundos del murciano y a 3,42 del hombre que porta la roja.
"Ayer gané 40 segundos y hoy he perdido 23, pero no tiene importancia, y menos para el día que era", restó importancia el campeón del Mundo.
La general se despeja en la cabeza y se anima en las plazas secundarios del podio. Superman no tira la toalla ante la semana decisiva. Se encuentra a 3,59 de Roglic, a 17 de Pogacar y 1,11 minutos de Valverde.

Fuglsang muestra su potencial

Hubo escapada en la decimosexta etapa de la Vuelta disputada entre Pravia y La Cubilla, y además exitosa, sobre todo para Fuglsang, el más fuerte entre los 20 corredores que se marcharon del pelotón en el ascenso al Puerto de San Lorenzo (1ª, 10 kms al 8,5 por ciento). En la cima puntuó primero el francés Geoffrey Bouchard (Ag2r), por delante del español Ángel Madrazo.
El ciclista galo repitió la escena y le birló el maillot de la montaña al gorrión cántabro, que había aguantado la prenda de puntos desde la primera jornada. En el pelotón tiraba el Jumbo, en ambiente tranquilo, ajeno a lo que pasaba en la avanzadilla, con más de seis minutos de retraso.
En la transición hacia La Cubilla animaron De Gendt, Gilbert, Fuglsang y Luis León Sánchez. Astana metía ficha con dos y en el pelotón los hombres de Superman hacían sonar los tambores de guerra. Unos querían la etapa y el líder dar algún pellizco en la general.
Ya en el ascenso al Alto de La Cubilla (Especial; 17,8 kms al 6,2), puerto tendido con cierta semejanza paisajística al Galibier, Luis León atacó para reducir el grupo, preparando el remate de Fuglsang, quien se fue para no volver a 7,3 kms de la cima. Se le pegó Gianluca Brambilla, pero el italiano se hundió ante el ritmo del danés.
Un premio para el danés después del amargo Tour y que añade a su destacado palmarés en la temporada, con triunfos en la Lieja-Bastoña-Lieja, Dauphiné y Vuelta a Andalucía. Un ciclista que como otros muchos procede de la bicicleta de montaña, en cuya disciplina fue campeón mundial sub'23.
Este martes la Vuelta disfrutará de la segunda jornada de descanso en Burgos y provincia, para regresar a la carretera el miércoles con la etapa entre Aranda de Duero y Guadalajara. Aún con el sólido liderato de Roglic, la ronda espera emociones fuertes en su tramo final, con las etapas de la sierra de Madrid y de Ávila.