Bolaños triplica el espacio para la II Feria de la Cebolla

Ana Pobes
-

La organización amplía el espacio ante las «numerosas peticiones» de empresas que quieren participar en esta feria, que se va a celebrar del 4 al 6 de octubre.

Inauguración de la I Feria de la Cebolla, en 2017. - Foto: LT

La Feria de la Cebolla, que se celebra en Bolaños de Calatrava junto con la colaboración de Amfar, Asaja y Coovimag, ya tiene fecha marcada en el calendario. Será el primer fin de semana de octubre (del 4 al 6) y con varias novedades encima de la mesa. Entre ellas, la ampliación de espacio expositivo, y que este año llega a triplicarse como así lo confirma el alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde. Así en declaraciones a La Tribuna, el regidor bolañego recuerda que el Ayuntamiento ha realizado todas las gestiones previas para que esta feria, de carácter bienal, continúe hacia el camino de la consolidación tras sus inicios en 2017.
Las «numerosas peticiones» que se están recibiendo ya a dos meses para que se desarrolle esta feria dedicada a la cebolla han llevado a la organización a ofrecer más espacio. En este sentido, Valverde señala que «va a ser más amplia y va a aumentar con respecto al año anterior» debido a esa demanda y a que la organización confía en superar la veintena de expositores de la edición anterior. Así, con esas previsiones volverá a ubicarse en los alrededores del Parque Municipal y «se extenderá a todo el recinto de guardería y a la carretera de Torralba, que es donde habitualmente la localidad acoge la feria del Cristo de la Columna». En total, argumenta Valverde, se pasará de los 500 metros cuadrados «lineales» a los 1.500, aunque «todo dependerá finalmente del número de expositores que vengan a la feria», insiste.
Pero ésta no será la única novedad. También habrá exposición de maquinaria «no solo específica de cebolla» como así lo han demandado algunos expositores, algunos de procedencia extranjera, y se «implicará además a todo el sector de la hostelería y del comercio». Diferentes aspectos que «aún hay que perfilar y concretar» y que ya se abordaron en una de las últimas reuniones mantenidas con los coorganizadores, donde también se estudió las tasas y el precio por la participación y ubicación de la feria.