Sánchez defiende en Europa la democracia plena que es España

SPC
-
Sánchez defiende en Europa la democracia plena que es España - Foto: J.P.Gandul

El presidente reivindica el Estado de derecho y la independencia de los tribunales patrios, mientras Felipe González le acusa de «degradar las instituciones» con la figura del relator

España es en la actualidad una «democracia plena y avanzada» donde la Justicia es independiente y cuenta con uno de los sistemas «más garantistas del mundo». En vísperas del inminente arranque del juicio a los líderes del procés, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, sacó pecho ayer con esta defensa cerrada del Estado de Derecho patrio ante el Comité de Ministros del Consejo de Europa, cuya sede visitó en Estrasburgo. Un alegato que quedó opacado apenas unas horas después, cuando el expresidente del Gobierno Felipe González le acusó de «degradar las instituciones» con la figura de un relator en el diálogo con Cataluña.
Frente a las noticias falsas que se difunden con rapidez por las redes sociales, el secretario general del PSOE respaldó con datos sus afirmaciones sobre la independencia judicial y la separación de poderes que rige en el territorio patrio. Así, como señaló, entre 2013 y 2017, el número de españoles que presentó reclamaciones contra sentencias judiciales dictadas en su país se situó «muy por debajo» de la media del conjunto de los Estados miembros y con una media de sentencias condenatorias de apenas «seis por año». 
«A pesar del poder de los datos, siempre habrá quien sostenga sus proyectos políticos en falsedades» con el único objetivo de tener mayor capacidad de movilización, asumió Sánchez, que alertó de que la propia democracia «está en juego» si se impone el relato sesgado. 
«Si alguna lección hemos aprendido de la Historia, es que no se puede gobernar ignorando a las minorías, excluyendo voces o limitando derechos y libertades, es una lección que mi país aprendió dolorosamente», añadió. 
En su alocución, el jefe del Ejecutivo también alertó de cómo la democracia se resiente cuando «se prima la crispación sobre el acuerdo y la ruptura unilateral a la búsqueda de consensos». 
Frente a los alegatos de Sánchez, González advirtió de que en el diálogo político sobre Cataluña no se necesitan relatores o notarios, ni «una mesa de partidos decidida por un Ejecutivo, que no permite funcionar al Parlamento». «¿Para qué necesitamos un notario que certifique lo que se dice o que los convoque cuando en el Parlamento sobran los notarios, los asesores jurídicos, la gente que toma nota?», se preguntó el expresidente del Gobierno en unas declaraciones difundidas por la Fundación Felipe González.