Las nuevas jubilaciones superan 1.200 euros por cuarta vez

I. Ballestero
-
Las nuevas jubilaciones superan 1.200 euros por cuarta vez - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La media de las nuevas pagas de retiro en la provincia se redujo levemente el pasado año pero se sitúan en 1.238,48 euros mensuales, la segunda cifra más alta de toda la serie histórica

La legislatura ya tiene fecha de caducidad, y cerrará su periplo sin haber ofrecido aún una respuesta a la incógnita que supone la sostenibilidad en el medio y largo plazo del sistema de pensiones, más allá de los parches que suponen los créditos a los que recurre el Ejecutivo para hacer frente a las pagas extraordinarias para sus beneficiarios. El debate y el trabajo de la mesa que evalúa el Pacto de Toledo no puede ser más oportuno, porque el sistema transita por un periodo en el que las nuevas pagas de jubilación tocan máximos por el retiro de aquellos trabajadores que disfrutaron, antes de la recesión, de salarios elevados y empleos estables. De hecho, pese a que la paga media de los nuevos jubilados en al provincia de Ciudad Real descendió ligeramente en el año 2018, el pasado ejercicio fue el cuarto en toda la serie histórica en el que las nuevas pagas de jubilación superaron los 1.200 euros mensuales. El tercero en los últimos cuatro años.
La premisa que hay que fijar al encabezado de la cuestión es que la provincia de Ciudad Real es uno de los territorios que son deficitarios para el sistema de pensiones. Es decir, que es una provincia en la que el Estado desembolsa más para pagar las prestaciones contributivas que lo que ingresa en concepto de cotizaciones sociales. De hecho, la tendencia es que la provincia cubra con sus ingresos alrededor de siete de cada diez euros que recibe en las pensiones, y el resto proceda de aquellos territorios que ingresan más de lo que reciben. Las pagas extraordinarias, hasta ahora, se sufragaban casi siempre con una hucha que, ya agotada, ha derivado en préstamos.
El año pasado, las nuevas jubilaciones supusieron para el Estado una media de 1.238,48 euros al mes, una cuantía ligeramente superior a la que se registró en el año 2017, 1.248,10 euros mensuales, según las cifras de la Seguridad Social a las que ha tenido acceso este diario. El año pasado, la Seguridad Social sumó 2.457 nuevos jubilados en este territorio, algo menos de la mitad de todos los pensionistas que accedieron al sistema a lo largo de 2018 (5.415). Ese descenso en la cuantía supone un respiro leve para el sistema, ya que la cifra, 1.238,48 euros al mes (14 pagas), es la segunda más alta de toda la serie histórica, y evidencia una tendencia que señala que las nuevas jubilaciones corresponden aún a aquellos salarios elevados de antes de la crisis, ya que en tres de los últimos cuatro años la paga media de las nuevas jubilaciones ha estado por encima de los 1.200 euros mensuales. Sólo 2016, dentro de los últimos cuatro años, se ha quedado por debajo de esa cifra, aunque no muy por debajo: 1.194,45 euros mensuales de media.
2012 fue el primer ejercicio en el que las pensiones de nueva jubilación superaron los 1.200 euros mensuales en la provincia de Ciudad Real. Ese incremento, y la tendencia a transitar por valores elevados desde entonces, acentuó más la crisis de un sistema que con la recesión económica agrandó la brecha entre las cotizaciones y el pago de prestaciones contributivas.