Donde empieza el Carnaval

Ana Pobes
-
Donde empieza el Carnaval - Foto: Pablo Lorente

El Burleta lleva tres años consecutivos ganando el Arlequín de Oro y quiere hacer historia en el Carnaval de la provincia ganando el premio por cuarta vez seguida. La Revolución Francesa es el tema elegido de este año

El sol hace unas horas que ha dado paso a la noche. Es el momento en el que los integrantes de la Asociación Cultural El Burleta, en Campo de Criptana, dejan a un lado su profesión para convertirse en modistos, bailarines, pintores y albañiles. Aún quedan dos semanas para dar la bienvenida al Carnaval, pero en el silencio de una de las calles de la zona industrial hay una nave en la que no cesa la actividad. Bajo el aroma que desprende el poliéster, se lija, se corta, se pinta, se suelda, .... Todo tiene que estar a punto para el próximo 1 de marzo, y la maquinaria trabaja a pleno rendimiento.  
Durante estas semanas, la asociación criptanense estira la noche para terminar el montaje que desplegará por toda la provincia. Todo está controlado al milímetro y se ultima hasta el más mínimo detalle. Cada uno tiene una función, pero todos buscan un mismo objetivo: pasarlo bien. Los premios, comentan trajeados con el mono de faena, es secundario, aunque si llegan, reconocen, bienvenidos sean. Y son muchas las ocasiones que su imaginación, creatividad y trabajo ha sido reconocido por el jurado en numerosos desfiles que acoge Ciudad Real. De hecho, en los últimos tres años consecutivos se han alzado con el Arlequín de Oro, la máxima distinción que otorga el Ayuntamiento de Ciudad Real en su día grande, el Domingo de Piñata. Y este año van a por todas. Quieren el cuarto Arlequín, y ganas no les falta. De conseguirlo, comenta con satisfacción su presidente, Manuel Pintado, sería la primera vez que una peña lo consigue en la historia del Carnaval. Y ellos quieren hacer historia. Quieren ser un hito histórico, y en ello han puesto toda su ilusión, pero también mucho trabajo.  
El reto no es fácil. Al gran número de horas que cada día se dedican a realizar las carrozas se suman las dedicadas a la coreografía y al vestuario. A pocos metros de la nave, combatiendo el frío, uno de los grupos de baile ensayan para poner sobre las calles el Carnaval que se ve. Es el del movimiento y la música. Los acordes musicales que emergen del coche aparcado apenas desvelan el tema de este año, aunque sí lo hace el traje colgado en un rincón y que no dejan fotografiar por aquello de no dar pistas al contrincante.  El tema de este año es  la Revolución Francesa, seleccionado en verano en asamblea por los integrantes de la peña entre las cinco propuestas que en esta ocasión había encima de la mesa. Tras la elección, el siguiente paso es el diseño y elaboración de los trajes: «Lo primero que hacemos es centrarnos en el vestuario y después pensamos en el diseño de posibles carrozas a través de bocetos. Este año llevamos tres carrozas y nueve trajes, y como es ya costumbre se presentaron en el teatro para toda la peña». Todo va muy estudiado y diseñado, nada puede fallar. Ni siquiera la coreografía. Y es que, la perfección es uno de sus lemas desde hace tres décadas, cuando un grupo de amigos  se animaron a crear este peña, que hoy se ha convertido en todo un referente en el mundo carnavalero.    
Pero el Carnaval es mucho más que diversión, colorido, trajes y carrozas. Es amistad y confraternización. Y eso es lo que se respira nada más entrar en la nave, convertida estos días en un auténtico taller, donde a padres e hijos e incluso a  familias enteras les une su pasión por el Carnaval. Es el caso, por ejemplo, de Juan Antonio Ucendo López y su hijo, ellos son los encargados del poliéster, del que han comprado «dos depósitos de 200 litros cada uno». La veteranía con experiencia y juventud es «una buena mezcla», argumenta Ucendo mientras mira con una ligera sonrisa a su sucesor.
Pero el Carnaval también es cultura. Elegir el tema supone además empaparse de historia. Y el Burleta se ha documentado de la Revolución Francesa, un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa que enfrentaban a partidarios y opositores del sistema conocido como el Antiguo Régimen. Se inició, recuerda Pintado, en 1789 y finalizó con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte en 1799. Episodio histórico que representarán de la mano personajes claves en este acontecimiento como María Antonieta, una de los figuras más importantes de la Historia de Francia y de Europa y que fue condenada a morir en la guillotina. Sin olvidar tampoco otros muchos elementos simbólicos como la bandera, la toma de la bastilla o el lema oficial de la República Francesa: Liberté, Égalité, Fraternité (libertad, igualdad, fraternidad).
hacer números. El Burleta cifra en 35.000 euros la inversión destinada al montaje, trajes y carrozas. El traje cuesta unos cien euros, aunque «hay quien se lo hace en casa, a quienes se lo hacen familiares o los que recurren a las modistas más profesionales», lo que supone también, puntualiza, una importante repercusión económica en el pueblo. Toda una diversidad de hilos y puntadas para elaborar alrededor de unos 170 trajes (los integrantes que este año desfilarán por las calles de la provincia), y que como todo lo que hace el Burleta, logra la excelencia. Gastos a los que hay que sumar otros muchos como los bocadillos, los autobuses, ... Es el momento de sacar la calculadora. «Nunca pensamos en los premios, pero es un aliciente», manifiesta su presidente. Reconocen que los premios no ayudan para cubrir la inversión, pero las rifas, las actividades culturales y desfiles durante todo el año se destinan a la peña, además, señalan, «dividimos lo que se consigue en los desfiles entre quienes participan, y en función de los desfiles que hace cada uno se le descuenta una cantidad». El objetivo, «ayudar al peñista a sufragar lo máximo posible los gastos».
Infinidad de gastos, de puntadas con hilo, de bailes y de materiales empapados de música y horas de trabajo. Es donde empieza el Carnaval y la diversión, esa que se prolongará, al menos, durante algo más de una semana.  
 

Donde empieza el Carnaval  Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval - Foto: Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval  Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval - Foto: Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval  Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval - Foto: Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval  Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval - Foto: Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval Pablo Lorente
Donde empieza el Carnaval - Foto: Pablo Lorente