Castilla-La Mancha, sin muros

C.S.Rubio
-

El presidente aprovecha este día para hacer un alegato contra los muros que se levantan para separar a los pueblos. En una clara alusión a VOX, advierte de que «con los muros solo te puedes chocar» e insististe en que el racismo es "populismo"

Castilla-La Mancha, sin muros


La comunidad celebra por segundo año consecutivo el Día Internacional del Pueblo Gitano, una efeméride que recuerda su reconocimiento por la ONU como minoría cultura no  gubernamental y como víctima del Holocausto, allá por los  los años 70 del pasado siglo.  Y un día que el presidente regional, Emiliano García-Page, ha aprovechado para lanzar un mensaje a navegantes: a Castilla-La Mancha no le gustan los muros.
En clara alusión a las últimas propuesta de VOX, el presidente regional no ha dudado alertar del peligro que supone levantar muros o, simplemente, permitir que se levanten. «Las fronteras se pueden pasar, pero con los muros solo te puedes chocar», ha advertido. Es más, «cuando alguien defiende que haya muros frente a los que vienen de fuera, termina levantándolos para los que viven dentro y no son como él».
A su juicio, «el racismo es una de las peores expresiones del ser humano, porque la identidad de un pueblo nos identifica como sociedad que busca en comunidad». Racismo que no ha dudado en identificar con «una forma más de populismo». Como ha insistido, «la identidad de un pueblo nos identifica como sociedad que busca vivir en comunidad, y lo que debe imperar en el mundo es la convivencia».
Alusiones que también han llegado al conflicto catalán y, más concretamente contra los independentistas. Y es que, «no entiendo que se use el idioma como arma arrojadiza, como hacen los independentistas en Cataluña». «Yo defiendo que en España nadie pueda dejar de aprender el castellano, porque es un derecho,  pero esa defensa no me lleva a criticar el catalán, el gallego o el euskera», que también «forman parte de la riqueza del país», ha explicado el presidente castellano-manchego.
Con todo, en el acto de ayer ha dejado claro la necesidad de «estar vigilantes» contra «la dinámica supremacista que está naciendo en España». «Adivino síntomas peligrosos, afortunadamente minoritarios, de una sociedad que tiende a lo extremo y que tiende al conflicto, cuando en realidad siempre nos ha ido bien desde lo contrario», ha concluido.
Por su parte, desde el Pueblo Gitano, Samara Navarro, mediadora social en Valdepeñas y gitana, ha sido la encargada de poner ‘voz’ a las reivindicaciones de este colectivo. Como ha recalado, «todavía nos queda mucho por hacer para erradicar el racismo» y evitar las situaciones de riesgo de exclusión social que aún vive este pueblo.
Asimismo, ha querido centrar la atención al reconocimiento del derecho a una vivienda digna para muchos gitanos que todavía hoy viven en chabolas y a la educación, uno de los principales caballos de batalla.
Durante el acto, el presidente del  Consejo Regional del Pueblo Gitano, Jesús Cano, le ha entrado al presidente regional una bandera del Pueblo Gitano, que pedido que ondeé en los actos institucionales relacionados con este colectivo, tal y como de hecho de hecho a lo largo de toda la jornada en el Palacio de Fuensalida, sede oficial de la Junta de Comunidades.



Las más vistas