El Viña Albali Valdepeñas busca su tercer triunfo seguido

E.G. / LT
-
Kike (9) y Dani Santos, en el partido ante el Palma. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El conjunto entrenado por David Ramos recibe al Santa Coloma con el único objetivo de conquistar su tercer triunfo consecutivo y dar un paso de gigante hacia la permanencia en Primera (18.30 horas. Pabellón Virgen de la Cabeza)

El Viña Albali Valdepeñas puede dar esta tarde un paso de gigante hacia la permanencia. El equipo entrenado por David Ramos recibe al Santa Coloma (18.30 horas. Pabellón Virgen de la Cabeza) con el refuerzo moral que ha supuesto ganar los dos últimos partidos ante el Palma y el O Parrulo, lo que se ha traducido en una ventaja de cuatro puntos respecto a la zona de descenso al inicio de esta jornada.
La mejoría en los últimos choques de los vinateros ha sido evidente y ahora toca refrendarlo ante un rival imprevisible, capaz de lo mejor y de lo menos bueno, pero que en cualquier caso no pondrá las cosas nada fáciles. Arropados por su fiel afición, los valdepeñeros quieren dar un golpe de autoridad y dejar encarrilado el gran objetivo de la permanencia, pero para ello sumar un triunfo es innegociable.
Salvo sorpresa de última hora, la única baja será la de Mimi, ausente ya los últimos partidos por un edema óseo.
David Ramos, técnico del Viña Albali Valdepeñas, no oculta que este partido «es el momento. Es la hora de lograr esa tercera victoria consecutiva que nos daría muchísimo. No podemos dejar escapar esta oportunidad». 
Sobre el Santa Coloma, el madrileño resalta que posee «jugadores contrastados, verticales y con desparpajo en el uno contra uno. Es un buen equipo. Es irregular y eso le impide estar más arriba. Ha sido capaz, por ejemplo, de ganar en el Palau». 
Por ello, exige a sus jugadores «que no se relajen porque si no, no vamos a rascar nada» y en cuanto a los aficionados explica que «ojalá podamos brindarles una victoria. Sin ellos esto sería mucho más difícil y les vamos a necesitar hasta el final. También les pido que entiendan que es un camino complicado y que en los momentos difíciles es cuando más les vamos a necesitar».