El riego en el Vicario puede extenderse a septiembre

M. Lillo
-

El presidente de la CHG detalla que también se ha percibido una reducción del consumo semanal por parte de los regantes, que disponen aún de 1,2 hectómetros

El riego en el Vicario puede extenderse a septiembre - Foto: Rueda Villaverde

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha analizado los datos de riegos aportados por la Comunidad de Regantes del Vicario y, una vez «ajustadas las cifras» y teniendo en cuenta que se han ido «reduciendo los consumos semanales», estima que la campaña de riego se podría desarrollar hasta «mediados de septiembre» y no «a principios de agosto» como se les advirtió en el informe de seguimiento de la sequía, según informó a este diario el presidente del organismo de la cuenca, Samuel Moraleda.
En dicho informe, se les comunicó que, a fecha del 1 de julio, habían consumido el 67,50 por ciento del recurso disponible para esta campaña, 4,8 hectómetros cúbicos, por lo que, de seguir con dicho ritmo de riego, se les acabaría la dotación en los primeros días de este mes. Ante dicha advertencia, la comunidad de regantes trasladó a la CHG sus informes de bombeo de agua y de consumo eléctrico que, a su juicio, apuntaban a un uso menor de la dotación de riego. Tras el análisis de dicha documentación, la CHG ha hecho los cálculos oportunos y considera que quizás «las mediciones no han sido lo más exactas», ya que hay que tener en cuenta distintos factores, como es el caso de la evapotranspiración o las entradas y salidas de recursos al embalse. Eso, añadido a la reducción del consumo que han percibido a la semana, ha hecho que la CHG entienda que el riego se podría prolongar hasta «mediados de septiembre», aunque en ningún caso superando la dotación que se les asignó para esta campaña, los mencionados 4,8 hectómetros cúbicos.
Del mismo modo, el presidente de la CHG destacó que dicha llamada de atención también sirvió «como señal» para los agricultores en cuanto al uso del recurso hídrico y su posterior análisis de los datos, teniendo en cuenta sobre todo que el embalse entró el pasado 1 de julio en situación de emergencia, el de mayor gravedad, y de ahí la necesidad de extremar la precaución para hacer un uso responsable del agua.
Por lo que respecta a las cifras que arroja este embalse, situado en las inmediaciones de la capital, Moraleda detalló que actualmente almacena 7,5 hectómetros cúbicos y que los regantes podrían haber consumido ya unos 3,6, de manera que disponen de 1,2 hectómetros más para lo que resta de campaña, que prevé que alcance hasta «mediados de septiembre» y sirva para atender las necesidades de las plantaciones de los regantes, que suponen el sustento de muchas familias de la zona. De este modo, reconoció que hubiera sido «terrible» que la dotación de riego se hubiera agotado ya en este mes de agosto y de ahí la importancia del seguimiento y llamada de atención. El uso principal del Vicario es para riego si bien hay que tener en cuenta también la demanda ambiental, recordó el presidente de la CHG.
Por otro lado, destacó el «cumplimiento» de las dotaciones asignadas para el resto de comunidades de regantes de aguas superficiales según el recurso que se autorizó para la campaña de este año. En este sentido, recordó que en el caso del Gasset «se cumplirán las previsiones» en cuanto a riego, que está garantizado para esta campaña, al igual que el abastecimiento, al encontrarse al 43 por ciento de su capacidad. Además, señaló que en el embalse de Peñarroya «el escenario es de normalidad».