Obras en la casa de todos

HIlario L. Muñoz
-

La primera reforma del Ayuntamiento implica cambios en su vestíbulo y su mejora energética

Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde

El Ayuntamiento de Ciudad Real, el hogar de todos los vecinos, es un espacio que no tiene una buena eficiencia energética. Construido en los años 70, cuando no había calificaciones para los edificios, la construcción se sitúa en la zona más baja, en la ‘E’, con un consumo energético de 349.981 kilowatios hora (kwh) al año. Esa cuantía de kilowatios hora, como se expresa la relación entre energía y tiempo con la que se mide el consumo, implica que el Consistorio emite por su uso 110,27 toneladas de CO2 al año. Por estos motivos, el Consistorio lleva unas semanas en obras y seguirá con ellas durante este mes de agosto y parte de septiembre, con el objetivo de reducir al menos su consumo energético en «tres hogares medios de Ciudad Real» o lo que es lo mismo «nueve toneladas de CO2 al año», expuso el concejal encargado de Infraestructuras Municipales, Mantenimiento e Instalaciones, Casimiro Pastor.  En total implica 34.044 kwh menos al año, que harán subir un escalón al Ayuntamiento para alcanzar una letra ‘D’.
El proyecto, que se está desarrollando es la primera fase de tres, está financiado por Europa, que paga el 80 por ciento de los 283.459,86 euros de inversión a través de la Edusi y surge motivado por una auditoría energética del año 2015. Se trata de un estudio pormenorizado de las pérdidas de calor y frío de cada instalación del Ayuntamiento en la que se buscó conocer cuál era la situación de la Casa Consistorial y el por qué de los consumos excesivos. «La normativa de los 70 no era tan exigente como hoy en día» ni en los aislamientos ni en otros aspectos. Por este motivo, el inicio de la obra consiste en cambiar la envolvente térmica, todos los acristalamientos, para después continuar con una segunda fase en la que todas las luminarias del edificio municipal pasarán a ser LED y finalizará con una tercera en la que se cambiará la caldera para que utilice, en principio, gas natural.
De este modo, este primer proyecto implica, por una parte, la sustitución de ventanas para evitar que el calor o el frío suponga un problema así como aislar los despachos de ruidos de eventos como el vermú de fiestas que hace imposible trabajar a partir de cierta hora. En total hay ocho tipos de cristaleras que se han ido ubicando por el edificio, con distintos grosores en función de la zona del Consistorio si es más fría, más cálida...

Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
También se ha trabajado en los despachos e instalaciones y que tenían una pared en las jardineras. «Se ha recrecido el muro interior con lana de roca y pladur» lo que ha creado una cámara interior sobre la que se sustentan los nuevos cristales, explicaron Alfredo Pulido y Alberto Samper, los ingenieros encargados del proyecto. De este modo, el trabajo implica actuaciones en los despachos que han visto como el cableado se ha guardado detrás de ese muro en algunos de ellos. Además, cuando ha sido necesario, se han rehecho las jardineras que se encontraban más dañadas.  Los dos ingenieros recordaron que su actuación se trata de una intervención con fondos europeos, lo que implica un control absoluto sobre materiales y obra, a la vez que todos los elementos arquitectónicos del edificio se deben mantener.
A esta doble intervención se suma un proyecto en la sala de exposiciones donde se construirá un muro de cristal en la escalera que da acceso al edificio, para evitar que el aire frío o el calor se pierda por ese espacio. Este espacio con entrada directa desde la plaza mayor fue el primero en ser rehabilitado, con un proyecto diferente, para reconvertirlo en una zona noble presidida por el escudo de la ciudad y de Felipe II donde se celebrarán presentaciones de libros o actos de recibimiento. Hasta que concluya la obra a este espacio se han ido trasladando los trabajadores mientras se actuaba en sus despachos y es el punto de entrada al Ayuntamiento mientras se interviene en el vestíbulo, donde se realiza una de las principales actuaciones.
Así, la mayor obra en esta fase, es la modernización de la entrada al Ayuntamiento de Ciudad Real. Se ha eliminado el gotelé al vestíbulo, se está cambiando el suelo y la puerta de entrada se hará asimétrica, situada en una zona más alejada de los ascensores, para permitir el paso. Para ello se ha diseñado un muro de cristal hasta el suelo, con la entrada en la zona izquierda desde la calle. Además habrá una doble puerta para evitar las corrientes de aire en el vestíbulo. Por último la loseta actual de granito se sustituirá por piedra arenisca con hormigón blanco la misma que se empleará en la oficina de turismo.
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
 


Más fotos:

Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde
Obras en la casa de todos
Obras en la casa de todos - Foto: Rueda Villaverde