Sin incidentes ni drones en la operación 1 de agosto

Pilar Muñoz
-

La mayor intensidad de tráfico se registró entre las cinco y las seis de la tarde de ayer con 1.300 vehículos a la hora en la A-4 a su paso por Puerto Lápice

Sin incidentes ni drones en la operación 1 de agosto - Foto: Rueda Villaverde

Circulación fluida, casi todos los agentes del Subsector de Tráfico vigilantes, pero sin drones al inicio de la operación especial 1 agosto en las carreteras de Ciudad Real.
Según ha podido saber La Tribuna, el mayor movimiento se registró entre las cinco y las seis de la tarde de ayer con 1.300 vehículos a la hora en la A-4 (Autovía de Andalucía), a su paso por Puerto Lápice. La circulación en general fue fluida y, al cierre de esta edición, transcurría sin incidentes ni accidentes que reseñar en la red provincial.
Entre el 31 y el 1 de agosto se produce uno de los grandes éxodos del verano (se juntan los que regresan de sus vacaciones con los que las inician). Millones de españoles se van de vacaciones y ayer fue uno de los días de más tránsito en las carreteras. La DGT cifró en 85.300 los desplazamientos por la red provincial de Ciudad Real, a la que la Dirección General de Tráfico no ha destinado dron alguno.
 La DGT anunció ayer que a partir del 1 de agosto los drones comenzarán a multar a aquellos conductores que cometan infracciones. Los drones están destinados «prioritariamente a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor; en las carreteras donde hay más tránsito de usuarios vulnerables, en particular de ciclistas, motociclistas y peatones y a la supervisión de distracciones durante la conducción». También se van a utilizan para la «monitorización y apoyo» a la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera; a misiones ordinarias de regulación complementarias a las desarrolladas por los helicópteros y a apoyar en situaciones de emergencia que por su gravedad afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de la vía.
Pero de momento ningún dron ha sido destinado a Ciudad Real y tampoco se tiene certeza sobre si el helicóptero Pegasus va a vigilar el movimiento de vehículos en las carreteras provinciales.
Sin embargo, fuentes de Tráfico, aseguran que la casi totalidad de la plantilla del Subsector está de servicio para velar por la seguridad de las personas que estos días atraviesan la provincia en dirección a su destino vacacional o se desplazan a los pueblos de Ciudad Real que están en fiestas o de celebración.
Controles. De este modo, advierten de que se ha reforzado el servicio, se ha incrementado la vigilancia y los controles preventivos de alcohol y/o drogas en las carreteras de la provincia. En este sentido, recuerdan que se intensifica la vigilancia en la A-4 (Autovía del Sur que cruza la provincia), A-43 , (Ciudad Real/ Valencia), A-41 (tramo de autovía entre la capital y Puertollano, que enlaza con la A-4 a la altura de Montoro, en la provincia de Córdoba), N-430 (desde el límite con la provincia de Badajoz, esto es, a partir de Puebla de Don Rodrigo hasta las Lagunas de Ruidera, en la frontera con Albacete), N-420 (Puertollano/ Alcázar) y N-401 (tramo que discurre entre Ciudad Real y Toledo).
Las fuentes también recalcan que no se descuida la vigilancia en las carreteras convencionales donde igualmente se registra un gran movimiento de vehículos por las vacaciones y por las fiestas patronales de los pueblos. Además, en estas vías se producen muchos accidentes. De ahí que se incrementen los controles preventivos. Por último, ponen el acento en dos preceptos: prevención y prudencia al volante. Respetar las normas de tráfico y por supuesto no ingerir alcohol ni drogas ni usar el teléfono móvil o cualquier otro medio de distracción para llegar sano y salvo al destino.
 


Las más vistas