La deuda viva será de 9,1 millones si ejecuta los préstamos

M.Lillo
-
La deuda viva será de 9,1 millones si ejecuta los préstamos - Foto: Tomás Fernández de Moya

El concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, indica no obstante que la deuda real suscrita actualmente por la admnistración local es de 5,6 millones, lo que supone ahora tan sólo 75 euros de media por habitante

La reducción de la deuda contraída por el Ayuntamiento es uno de los asuntos económicos que ha destacado el equipo de Gobierno municipal. La propia alcaldesa, Pilar Zamora, lo subrayó hace apenas unas semanas, en un encuentro informativo con motivo del año nuevo en el que detalló que la deuda se había reducido en un 82 por ciento en esta legislatura. «En 2015 la deuda municipal era de 31 millones de euros y en 2018 es de 5,6 millones de euros, lo que significa que antes cada ciudadrealeño debía 423 euros, y ahora tan sólo 75», indicó entonces la mandataria municipal.
Se trata sin embargo de la deuda real, la que actualmente tiene el Consistorio de la capital, si bien el informe sobre la previsión de la deuda para 2019 realizada por la Concejalía de Hacienda contempla que el importe contratado mediante préstamos se eleva 11 millones de euros y que, a final de año, se podría amortizar 1,9, de manera que la deuda viva se situaría en los 9,1 millones. Eso, si se hace uso de todos los préstamos, explicó a este diario el concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, quien recordó que la previsión se hace de acuerdo a los criterios que establece el Ministerio y que determinan que la previsión contemple el total de la cuantía de la que se podría hacer uso para así controlar la deuda que tienen las administraciones públicas. Eso después de la gran crisis que vivió el país y que no sólo se tradujo en pérdida de empleos en sectores como la construcción, sino en que también muchas empresas, principalmente pymes, tuvieran retrasos y dificultades en el cobro de sus facturas por la propia administración.
Por esta razón, el Ayuntamiento de Ciudad Real se acogió a las dos convocatorias de préstamos ICO para pagar a sus acreedores, lo que llevó aparejado un plan de ajuste al que se ha puesto fin en este legislatura, dado que suponía limitaciones en gastos como el de personal.
De este modo, el mencionado informe de previsión de la evolución de deuda pone de relieve que el Consistorio tiene abiertos seis préstamos con distintas entidades financieras, uno de 2010, otro de 2014, uno más de 2015 y otros tres de los años 2016, 2017 y 2018. Uno por año. Del mismo modo, contempla la intención del equipo de Gobierno de solicitar un nuevo préstamo este año para sufragar inversiones del presupuesto de 2019, que se cifran en 4,3 millones. Este nuevo préstamo tendría un montante de 516.548 euros y complementaría los fondos propios con los que el Ayuntamiento tiene intención de abonar gran parte de las inversiones de este año.