La previsión de recaudación del IBI crece un 10% hasta 2021

M.Lillo
-
La previsión de recaudación del IBI crece un 10% hasta 2021 - Foto: Rueda Villaverde

El importe puesto al cobro pasará de 25 a 27,5 millones de mantenerse el actual tipo impositivo, fijado en el 0,84%

Casi un 10 por ciento. Eso es lo que crece la previsión de recaudación del Ayuntamiento de Ciudad Real del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en los próximos tres años. En concreto, el importe que se pondrá al cobro pasará de los 25.094.035,44 euros de 2018 a los 27.548.844,31 euros en 2021, un 9,78% más, según la proyección que se contempla en el proyecto de presupuestos municipales para este 2019 y que traza la hoja de ruta que seguirá este impuesto, el más importante para las arcas municipales, si se mantiene el actual tipo impositivo, esto es, el índice que establece el Consistorio y que, junto a los valores catastrales, sirve para calcular este tributo, conocido comúnmente por los vecinos como la contribución. Eso, sin tener en cuenta que no todo el dinero que se emite acaba por llegar a la ‘hucha’ municipal, aunque su porcentaje de abono se situó el año pasado en casi el 89%.  
En esta proyección de ingresos se tiene en cuenta la reducción del tipo impositivo que se aplicará ya este 2019, en el que descenderá del 0,87% de 2018 al 0,84%, tres centésimas menos. Sin embargo, aunque se mantuviera hasta 2021 ese índice de referencia, la previsión de recaudación crecería año tras año. En este caso la explicación está en la revisión de los valores catastrales. Entró en vigor en 2012 y tiró de los valores de las viviendas al alza. Du cálculo se establece mediante un porcentaje anual que estará vigente hasta 2021, coincidiendo con el trienio que se establece en la proyección municipal.
El concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, indicó que «es un documento técnico, no político» y que, por tanto, la previsión de recaudación del IBI «dependerá de las decisiones políticas que se tomen para cada uno de esos años en cuanto al tipo impositivo». De hecho, en la actual legislatura se ha optado en diversas ocasiones por aplicar una reducción del tipo impositivo del IBI con la intención de amortiguar la subida de la revisión catastral. Así pues, del 0,92% con el que arrancó la legislatura se pasó al 0,87% en el año 2018 y al 0,84% en este 2019. Esta reducción afecta también a los llamados tipos impositivos diferenciados, los que se crearon por el acuerdo del PSOE y Ganemos para gravar a los propietarios de inmuebles urbanos con mayores valores catastrales. En este caso se comenzaron a aplicar en 2017 y afecta a los inmuebles que superan un valor de 550.000 euros, cuyo tipo impositivo va del 0,925 al 1,234%.
El Ayuntamiento también ha hecho cuentas en este sentido y la reducción de tipos impositivos implicará casi un millón de euros menos para las arcas municipales (959.395 euros), aunque, si se tienen en cuenta las bonificaciones, la merma para el Consistorio es de 898.189,48 euros, según el informe sobre los efectos de la modificación  del IBI que también contempla el proyecto de presupuestos que se abordará en pleno el día 21.