Garantizan la continuidad asistencial a pacientes pos-COVID

EFE
-

La Gerencia de Atención Integrada de #Puertollano, cuenta con un dispositivo de seguimiento telefónico para pacientes que han sido dados de alta tras un ingreso a causa de la COVID-19, que garantiza la continuidad asistencial de los cuidados

Garantizan la continuidad asistencial a pacientes pos-COVID

La Gerencia de Atención Integrada de Puertollano, cuenta con un dispositivo de seguimiento telefónico para pacientes que han sido dados de alta tras un ingreso a causa de la covid-19, que garantiza la continuidad asistencial de los cuidados.

Según ha informado este lunes en una nota de prensa la Consejería de Sanidad, desde el inicio de la pandemia han sido dados de alta más de 460 pacientes en el Hospital Santa Bárbara de Puertollano, que han sido incluidos en el protocolo de seguimiento.

Esta circunstancia ha supuesto alrededor de 3.227 consultas de seguimiento realizadas por los médicos de familia para garantizar la continuidad asistencial.

Diariamente, los médicos de familia de los centros de salud del Área de Puertollano, reciben un listado con las altas hospitalarias de los pacientes que han estado ingresados en el Hospital Santa Bárbara afectados por la COVID-19, y a partir de ese momento se inicia un protocolo de seguimiento.

En el desarrollo de este protocolo, los médicos de Atención Primaria contactan telefónicamente con los pacientes para una primera evaluación de su situación y la de su entorno, en cuanto a los consejos que debe seguir de aislamiento y cuidados.

También programan las visitas de seguimiento, en las cuales, a través de unos cuestionarios estandarizados los médicos de familia conocen el estado clínico, la adherencia al tratamiento así como posibles reacciones adversas a la medicación, otros problemas concurrentes, especialmente en pacientes que ha requerido ingreso en UCI.

Los profesionales de Atención Primaria detectan las posibles complicaciones que puedan precisar una visita presencial por parte del profesional una derivación al hospital o una modificación en el calendario de seguimiento e incluso la detección de nuevos casos entre sus contactos.

Este calendario establece que se realizará el primer contacto telefónico entre las 24 y 48 horas después del alta, y posteriormente, hasta el día cinco se hace un seguimiento cada 48 horas, que continúa cada 72 horas hasta el día 14 o hasta resolución de los síntomas, si éstos persisten.