"No me podía haber imaginado que coincidiría con Hombrados"

Manuel Espadas
-

Dani Santamaría comenzó ayer la pretemporada con el BM Guadalajara, donde compartirá portería con el veterano guardameta, al que vio jugar en Ciudad Real cuando era niño

Dani Santamaría, en un partido con el Prado Marianistas. - Foto: César Luengo

Álex Plaza (Palma del Río) y Carlos Fernández (Ademar León) no son los únicos canteranos de Ciudad Real que van a continuar sus incipientes carreras deportivas lejos de la capital. Ayer se incorporaba a la primera sesión de pretemporada del BM Guadalajara el joven Daniel Santamaría Fernández-Balbuena (19 de enero de 2001), con la ilusión de poder debutar en la Liga Asobal en su primer año como jugador sénior.
Dani, que se ha formado en el colegio Prado Marianistas y que el año pasado ya disputó algunos partidos con el Caserío en Primera Nacional, es un portero de 18 años y 1,87 de altura que lleva controlando desde hace tiempo la Federación Española de Balonmano, convocándolo a varias actividades de tecnificación. Al decantarse por la carrera universitaria de Biología, que cursará en Alcalá de Henares (a 28 kilómetros de Guadalajara), Mariano Ortega, nuevo técnico del conjunto alcarreño, no dudó en contar con él para el primer equipo, con el que realizará la pretemporada, aunque tendrá ficha con el filial de Primera Nacional (Grupo B), con el que jugará de forma asidua. «Va a ser complicado poder debutar en Asobal, pero confío que podré hacerlo», afirma convencido el joven guardameta.
Dani Santamaría creció en Ciudad Real viendo jugar en el Quijote Arena a José Javier Hombrados. Ahora, con casi 30 años menos que él (‘Jota’ tiene 47 y 716 partidos en la máxima categoría), lo tendrá como compañero de vestuario: «Cuando de niño lo veía jugar, no me podía haber imaginado que iba coincidir con él en un equipo”.
No tendrá fácil disponer de minutos en Asobal. Además de la renovación del ‘eterno’ Hombrados, el BM Guadalajara se ha reforzado con el portero internacional iraní Saeid Barkhordari, procedente del BM Santoña. Allí coincidirá también con un paisano, el pivote manzanareño Pedro Fuentes. Ayer, en el pabellón alcarreño que casi lleva su nombre (David Santamaría), tuvo la oportunidad de sentirse ya, a la espera de su debut oficial, como un jugador de Liga Asobal. El miércoles 21 de agosto regresará al Quijote Arena pero como visitante, en el amistoso que el Vestas Alarcos disputará contra el cuadro alcarreño.