Infraestructuras y el fin del techo de gasto

C. de la Cruz
-

Los alcaldes de la provincia ponen el foco en la mejora de las comunicaciones, la autonomía fiscal y el desarrollo de los polígonos Sepes, principales deseos al nuevo Gobierno central

Infraestructuras y el fin del techo de gasto - Foto: PABLO LORENTE

Más allá de los colores políticos de los alcaldes de la provincia, todos coinciden en que la legislatura será complicada dentro de un Congreso de los Diputados fragmentado y con el primer Gobierno de coalición de la democracia. Eso sí, mientras unos apelan al diálogo y destacan su espíritu progresista y otros  critican abiertamente su formación y aluden al concepto de ruptura de España, todos reflejan peticiones para sus respectivas localidades dentro de las competencias del Estado.
Infraestructuras viarias y de ferrocarril, la recalificación de suelos industriales, el fin del techo de gasto de los ayuntamientos, políticas en materia hídrica... son los puntos principales en los que los primeros ediles coinciden.
misma línea política. La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, destaca que «estamos ante un Gobierno progresista, legítimo, que ha salido de las urnas y que piensa en las personas y en las políticas sociales», poniendo especial énfasis en «acabar con la violencia machista» y en «trabajar por los que más le necesitan».
Entre los puntos a solucionar, Zamora incide en el final de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, conocida popularmente como ‘Ley Montoro’, para tener «autonomía financiera», y continuar «con la hoja de ruta del Plan de Modernización 2025», las «variantes de Ciudad Real y el desarrollo del Polígono Sepes».
En el caso de Puertollano, Isabel Rodríguez, también del PSOE, subraya que «estamos ante un Gobierno que escucha y es sensible a las necesidades de la ciudad», tal y como «demostró anteriormente con la aprobación de las Ayudas Miner, el compromiso con la A-43, el ferrocarril con Extremadura o la visita de la Ministra de Industria, que dejó un apoyo institucional por parte del ministerio a la promoción económica y empresarial de la ciudad». En definitiva, «los ayuntamientos necesitamos un Gobierno central para poder gobernar nosotros en lo local».
Desde Alcázar de San Juan, Rosa Melchor incide en que «el nuevo Gobierno tendrá éxito si sabemos poner sobre la mesa lo que nos une, no lo que nos separa», y para la localidad reclama una mayor autonomía financiera y «las últimas puntadas» para que el proyecto de la Plataforma Logística Intermodal de Transporte «sea una realidad». Sobre este último punto avanza que solicitará una reunión con el Ministro de Fomento en breve.
El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, refleja que «tenemos un Gobierno que no a todos nos gusta al 100%, ni siquiera a los que formamos parte de él como senador en mi caso, pero España ha cambiado y es lo que las urnas han dicho. La política hay que hacerla desde el diálogo y el acuerdo, esto ya no es PP ni PSOE, esto es España, que es mucho más plural que los propios partidos» y añade que «es un Gobierno de coalición de dos fuerzas políticas, es un acuerdo en el que no está PNV, ERC, ni Bildu, ni los independentistas... estos no están en el Gobierno». Al igual que la alcaldesa de Ciudad Real, Martín también incide en la necesidad de acabar con la Ley Montoro, ya que «no tiene ningún sentido que la Diputación de Ciudad Real tenga 70 millones y no pueda invertir y que el Ayuntamiento de Valdepeñas tenga remanentes de Tesorería por valor de 3-4 millones de euros y que no pueda invertir cada año más de un 2,4 por ciento del anterior. Es una injusticia porque es tener intervenida la economía de los municipios».
En Manzanares, Julián Nieva celebra «un Gobierno progresista que mucha gente estaba esperando para recuperar derechos», y también señala que «va a hacer falta un ejercicio de diálogo permanente para sacar adelante la legislatura». Encima de la mesa, dos necesidades concretas: «la ampliación del Polígono Sepes que lo teníamos prácticamente gestionado con la sociedad estatal» y  retomar lo que aparecía «en el proyecto de Presupuestos 2019 que finalmente no se pudo aprobar, donde se contemplaba la partida de 50 millones de euros para continuar con la línea de ferrocarril de alta velocidad Madrid-Jaén. La parada en Manzanares es importante porque además conjugaba el doble ancho de vía y es una propuesta para que fuésemos una referencia en el transporte de mercancías por ferrocarril».
‘populares’. El alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, muy crítico, refleja que «nunca pensé que el Partido Socialista iba a permitir unirse con independentistas y batasunos». Al nuevo Gobierno le pide que «respete la unidad de España», y en detalle que «amplíe la comunicación, tenemos una gran flota de vehículos de transportes y tienen dificultades para acceder a la A-4, unir la A-43 comunicando con Arenas y Puerto Lápice  beneficiaría a muchos transportistas».
Para el alcalde de Bolaños de Calatrava, también del Partido Popular,  Miguel Ángel Valverde, destaca los «necesarios peajes que se van a tener que pagar en forma de inversiones o financiación para compensar los apoyos parlamentarios», por lo que augura una «desigualdad entre españoles, las expectativas no son buenas».
Entre las peticiones, «queremos tener los mismos derechos que cualquier español viva donde viva», y en concreto sobre Bolaños, «queremos tener una adecuada dotación de agua para tener una agricultura que siga siendo sostenible y siga provocando prosperidad. Somos un municipio que vive en gran medida de la agricultura y vemos muy amenazada esta posibilidad si seguimos teniendo restricciones de agua. Deben ponerse en marcha las inversiones necesarias para garantizar agua a todos los territorios. No es que no haya agua, es que no hay infraestructuras que permitan una correcta distribución de los recursos».