Solo el 0,9% de los bebés de madres con COVID dio positivo

Berta Pinillos (EFE)
-

Un informe evidencia que el virus apenas se transmite durante el embarazo y defiende no separar al recién nacido tras el parto

La seNeo aboga por mantener la lactancia materna, aunque la progenitora esté infectada. - Foto: CATI CLADERA

El registro de la Sociedad Española de Neonatología (seNeo) ha documentado hasta el momento un total de 2.248 recién nacidos de madres que contrajeron la COVID durante el embarazo y solo el 0,9 por ciento de estos pequeños se contagió, la mayoría de los cuales fue asintomático. Son los últimos datos del registro que puso en marcha la entidad el pasado mes de abril, gracias al que se ha aprendido «muchísimo», tal y como afirma la coordinadora de esta herramienta, la neonatóloga Belén Fernández, con la información aportada por 120 hospitales de todo el país, tanto públicos como privados.

El primer corte de datos de la SeNeo fue en junio, cuando se documentaron 503 recién nacidos de madres que habían pasado la enfermedad durante el embarazo.

Con este volumen de casos, la entidad constató los beneficios de seguir sus recomendaciones de hacer el «piel con piel» tras el parto aunque la madre estuviera infectada (en una habitación aislada y con mascarilla). También fomentan la lactancia materna desde el principio -ya que no solo no está contraindicada, sino que protege al bebé- lo que no provocó «ningún problema» en los pequeños, que en su mayoría había nacido libre de COVID.

Entonces, algunos de esos bebés, explica el presidente de la SeNeo, Manuel Sánchez Luna, presentaban una PCR positiva nada más nacer que prácticamente negativizaban en pocas horas, y alguno que no lo hizo, fue asintomático. «Por tanto, en nuestro registro se demuestra que no vemos transmisión del virus intraútero y si la hay, es muy rara», afirma Sánchez Luna, quien argumenta que varios casos descritos recientemente muestran que la placenta es «claramente un freno para el virus».

El registro de la SeNeo ha ido aumentado los datos y ya han recogido los de 2.248 bebés que han nacido durante la pandemia de madres que se han contagiado. De eññps, solo el 0,9 por ciento (21 bebés) dio positivo tras el parto, de los que por lo menos 17, según la SeNeo, no fueron contactos verticales, es decir, no se contagiaron intraútero ni intraparto (por el canal del parto), explica Fernández.

La neonatóloga incide en que ahora, casi un año después de la pandemia, se ha confirmado que no hay diferencia en la positividad entre los bebés separados de sus madres con COVID y los que no fueron aislados lo que apoya las recomendaciones de la Sociedad.

 

Prudencia

A pesar de estos buenos resultados, los neonatólogos siguen vigilantes porque la pandemia no ha terminado y se muestran preocupados por si las nuevas cepas pueden afectar a los pequeños.

En cuanto a las vacunas, la SeNeo opina que serán seguras para el feto y para la madre pero, por el momento, no hay datos para confirmarlo y hay que ser prudentes.