Alternativas al 'imperio' de la pelota

M. Lillo / H. L. M.
-
Alternativas al ‘imperio’ de la pelota - Foto: Pablo Lorente

El Pleno aprobó una moción para plantear a los colegios iniciativas que permitan avanzar en nuevos modelos de patios de recreo

Ni un brote de césped brota, ni de elementos que buscan que los niños se adentren en el mundo de las aventuras, la naturaleza o la lectura. El gris es el color que impera y el cemento se impone en todo el patio del recreo donde juegan los alumnos. Sólo se salvan los areneros. Es la radiografía que ofrecen los patios de recreo típicos de muchos colegios de España, los de ‘toda la vida’, donde han crecido generaciones y generaciones de niños. Sin embargo, en los últimos años está surgiendo un nuevo modelo de patios, los patios educativos, que pretenden plantar cara al dominio del fútbol y otros juegos de balón y crear espacios de aprendijzaje y juegos alternativos, otros dedicados a la naturaleza o a los juegos tradicionales, o la lectura, entre otras opciones variadas.
En el colegio Miguel de Cervantes de Ciudad Real el patio se extiende en una gran explanada de cemento, a excepción del arenero de la zona infantil. Hay unas porterías ubicadas en el espacio central de mayores dimensiones y canastas en otro espacio contiguo, si bien se ha avanzado para ofrecer otras propuestas alternativas, ya que desde el año pasado, gracias a la Asociación de Madres y Padres de Alumnos tienen en uno de sus laterales una zona para juegos tradicionales pintados en el suelo con colores. Allí pueden jugar al tres en raya, a la rayuela, las chapas o las canicas que, además, gozan de gran éxito, sobre todo entre las niñas, y también disponen de otro espacio dedicado a la psicomotricidad en otro de los laterales de las pistas, también utilizado por algunos alumnos que se reparten en todo el patio de este colegio que cuenta con 157 niños, 105 de ellos de Primaria.
El fútbol no falta, como tampoco el baloncesto, y aunque son deportes que tienen bastantes seguidores, no son los únicos juegos con los que los niños pasan los 30 minutos que «por ley» disfrutan cada día lectivo en el recreo. Así lo explica a este diario Pedro Avilés, secretario del centro, quien comentó que para organizar a los alumnos se suelen seleccionar por clases en razón de la edad y de los distintos espacios si bien eso no significa que en ocasiones se puedan mezclar alumnos de distintas clases en un patio de recreo en el que los niños salen en tromba y ansiosos por disfrutar de su tiempo de descanso.
También triunfan juegos como ‘el pilla, pilla’ y otros que ellos mismos se inventan, como comentan los propios niños. «Entendemos que cualquier elemento nuevo que se instale en el patio debe reunir las condiciones técnicas de seguridad. Tiene que estar muy regulado», apuntó también a este diario Carolina Jiménez, jefa de estudios, en relación con los nuevos patios educativos que están surgiendo y que se está planteando por algunos colectivos y grupos políticos.
De hecho, el nuevo modelo de patios se coló el mes pasado en la vida política municipal. En el Pleno de diciembre en el Ayuntamiento de Ciudad Real, Ganemos presentó una moción a instancias del colectivo educativo Lo primero es soñarlo, que salió adelante con los votos de PSOE y Ganemos y en el que se comprometieron a promover actividades alternativas al fútbol en los patios de recreo. Pintar, modelar, hacer motricidad o escuchar cuentos, al tiempo que se fomenta la conexión de los niños con el entorno natural, eran algunas de las alternativas que planteaba la moción de Ganemos con el objetivo de restar protagonismo a los juegos de balón.
Más información en la edición impresa

Alternativas  al ‘imperio’ de la pelota Rueda Villaverde
Alternativas al ‘imperio’ de la pelota - Foto: Rueda Villaverde