Más de 8.500 ciudadrealeños viven un lustro tras un cáncer

HIlario L. Muñoz
-
Más de 8.500 ciudadrealeños viven un lustro tras un cáncer - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Observatorio sobre el Cáncer 2018 de la AECC marca un incremento de los diagnósticos con casi 3.000 casos nuevos

El cáncer se ha convertido gracias a los avances científicos en una enfermedad que se puede sobrevivir. Los datos así lo demuestran y de hecho, un 1,7 por ciento de toda la población de Ciudad Real vive tras haber tenido un diagnóstico de cáncer en los últimos cinco años, en total, 8.503 ciudadrealeños que han sobrevivido a la enfermedad, según los datos extraídos del Observatorio sobre el Cáncer de la Asociación Española (AECC) y se han hecho públicos ahora ante la celebración el próximo 4 de febrero del día mundial de la enfermedad.
Este dato de los supervivientes no deja de crecer según el documento de la asociación. Desde 2012, los supervivientes han crecido en dos décimas, pasando del 1,5 por ciento a ese 1,7 del último estudio. Las cifras se obtienen sobre proyecciones de los datos de mortalidad y morbilidad. Por géneros, hay 4.606 hombres con cáncer y 3.897 mujeres, con una tasa de incidencia del 1,5 por ciento de las mujeres y del 1,9 por ciento entre los ciudadrealeños. En este caso, el incremento de la supervivencia es masculina, sobre todo, viene del 1,7 y crece en dos décimas, mientras que en cáncer femenino se ha avanzado del 1,4 por ciento.
«El cáncer es cáncer, no es un tumor o han visto una mancha... Es un cáncer porque cáncer ya no es sinónimo de muerte sino de una enfermedad grave, abrumadora en ocasiones», comentó el presidente de la AECC en la provincia, Félix Peinado, preguntado por este incremento de personas que viven tras el diagnóstico de un tumor. Un aumento ante el que es necesario «obtener dinero para atender a esa masa que está viniendo y que está creciendo».
Junto al incremento de los supervivientes, el Observatorio de la AECC muestra también un aumento paulatino de los nuevos casos con 2.989 en la provincia, 100 más al año de los que se diagnosticaron en el año 2012. Este incremento tiene género, masculino, de tal modo que si en las primeras cifras del Observatorio de la Asociación Española contra el Cáncer, los hombres suponían el 57,9 por ciento de los nuevos pacientes, en la actualidad son el 58,1 por ciento. Pequeñas diferencias que muestran la relevancia de los programas de cribado y los avances que se han ido produciendo en la detección de tumores.
Más información en la edición impresa