Coleman coge el testigo de Bolt

Agencias
-

El estadounidense se adjudica su primer título en los 100 metros con un crono de 9,76 segundos

Coleman coge el testigo de Bolt - Foto: Fabrizio Bensch

El atleta estadounidense Christian Coleman se convirtió ayer en el nuevo rey de la velocidad al conquistar la prueba de 100 metros en la segunda jornada del Mundial de Doha, donde el español Eusebio Cáceres no pasó del séptimo puesto en la final de longitud con un salto de 8,01 metros en el estadio Internacional Khalifa. 
Coleman, que ya mandaba en la pista cubierta, relevó a su compatriota Justin Gatlin como ganador del hectómetro. Conquistó su primer oro en la distancia, a sus 23 años, gracias a un cronómetro 9,76 segundos por delante del propio Gatlin, que fue plata con 9,89 -novena medalla mundialista- y del canadiense Andre de Grasse, bronce (9,90). 
El de Atlanta fue plata hace dos años en Londres, por delante de Usain Bolt, demostrando que su potencial iba a estallar más pronto que tarde. El joven americano -pese a medir 20 centímetros menos que Bolt- aprovecha a la perfección su 1,75 metros de estatura para ser el hombre más rápido del planeta en la actualidad. 
Coleman coge el testigo de BoltColeman coge el testigo de Bolt - Foto: VALDRIN XHEMAJAdemás, la segunda jornada del Mundial dejó el oro del estadounidense DeAnna Price en lanzamiento de martillo (77.54 metros) y de la holandesa Sifan Hassan, que fue la más rápida en los 10.000 metros femeninos por delante de las africanas Letesenbet Gidey y Agnes Jebet Tirop, respectivamente.   
cáceres, séptimo. Por su parte, en cuanto a la representación española se refiere, el alicantino Eusebio Cáceres terminó en séptima posición en la final de longitud con un mejor salto de 8.01 que realizó en su primer intento. El pupilo de Juan Carlos Álvarez estuvo más brillante a lo largo de esta final, volando en este primer intento con una buena marca. Sin embargo, el inicio explosivo de Cáceres se vio empañado por el arranque del jamaicano Tajai Gayl, que puso la prueba muy dura con un salto enorme de 8.46. Además, la jornada dejó buenas noticias en las eliminatorias de 800 metros, donde dos de los tres mediofondistas españoles se clasificaron para semifinales. Mariano García, Adrián Ben y Álvaro de Arriba.