«Es el partido más importante de nuestra historia»

C. de la Cruz
-

El presidente del Viña Albali , Luis Palencia, subraya que «ya que estamos aquí vamos a ver si hacemos algo aún más grande»

Luis Palencia, en la disputa de la Copa de España que se celebró en marzo en Málaga y donde el Valdepeñas caía en la final ante el Barcelona. - Foto: Rueda Villaverde

Luis Palencia ha vivido momentos de euforia y decepción, de alegría y tristeza, de júbilo y pena, pero tras 18 años de trayectoria  como presidente no duda en calificar el partido de mañana como «el más importante de nuestra historia»: el Viña Albali Valdepeñas busca el triunfo frente al Movistar Inter (15.30 horas) en la final del play off por el título de Liga de Primera División.
Tras superar a Osasuna Magna (4-4), un épico empate en el que hizo valer su mejor clasificación antes de la paralización de la competición a causa del coronavirus, y doblegar con solvencia a Levante (2-5), el equipo vinatero busca algo impensable hace sólo un año cuando sufría para mantener la categoría en su primer curso en la máxima categoría. Y las finales, se ganan. Luis Palencia tiene muy claro que «vamos a ver si hacemos historia, ya que estamos aquí vamos a ver si hacemos algo aún más grande». 
Así, echando la vista atrás, Palencia reconoce que «el deporte es así de caprichoso, unos días estás jugando por no caerte al suelo y otras veces es todo lo contrario. Está siendo increíble». No olvida de donde llega, la humildad y saber estar de un club que se ha convertido en la seña de identidad de una localidad volcada con unos colores. Así, cuando en 2002 impulsaba junto a su mujer, Pilar Ballesteros, actual gerente del club, el nacimiento de esta entidad partía «para jugar con equipos de la zona», y 18 años después, «mira cómo estamos». 


La hora de la verdad. Llegar al último partido en la lucha por el título podría calificarse de proeza antes de conocer el rendimiento en el actual curso, pero el Viña Albali ha demostrado tener una ambición sin límites que invita a romper con el manido David contra Goliat. No en vano, para doblegar a Movistar Inter, un equipo habituado a las grandes citas, Palencia señala que «conociendo a David Ramos -técnico del equipo- se puede ganar no teniendo miedo al rival, siendo nosotros mismos». Es decir, mostrar el carácter que le he llevado a Málaga. Además, añade que «los jugadores están tranquilos, conscientes de que están ante un reto muy importante pero sin miedo a nada». 
Asume que el rival, un Movistar Inter que acumula en su vitrina trece ligas, trece Supecopas y diez Copas, además de otros títulos internacionales, «tiene más escuela», pero «vamos a por todas». 
El presidente del Viña Albali reconoce que este atípico play off, disputado a un único choque desde cuartos de final, «quizás nos ha podido beneficiar, en un solo partido pueden pasar muchas cosas», pero añade que «no sabemos lo que hubiera podido pasar con otro tipo de play off, estábamos en un buen momento e íbamos terceros». 
Cada momento de esta fase final se ha vivido con mucha «tensión», pero también «con mucho cariño, nos han llegado muchos mensajes no sólo de la gente de Valdepeñas, sino de todas partes. Está siendo muy bonito». Y como premio adicional, que no es poco, un billete directo a Europa y a al disputa de la Supercopa. Luis Palencia lo tiene claro, es el momento de soñar,  es el momento de Viña Albali Valdepeñas.