El cambio climático acabará con 40 años de aumento de lluvia

I.Ballestero
-

El Observatorio de la Sostenibilidad sitúa a Ciudad Real como una de las capitales en las que la evolución de las precipitaciones ha sido positiva desde 1981, pero augura un descenso brusco de aquí al año 2050

El cambio climático acabará con 40 años de aumento de lluvia - Foto: Tomás Fernández de Moya

Pese a transitar por periodos secos con mayor frecuencia de la que el campo ciudadrealeño querría, en Ciudad Real llueve hoy más de lo que lo hacía hace treinta o cuarenta años. Lo hace, además, durante más días, y las precipitaciones caen menos en forma de tormenta, una de las amenazas para los cultivos provinciales. Eso sí, esa evolución parece haber comenzado a decaer y en las previsiones se establece que de aquí al año 2050, el ligero incremento de alrededor de dos litros por metro cuadrado anuales que se da en la actualidad con respecto a finales de la década de los años 70, aunque desde principios de este siglo el alza que venía experimentando el territorio en materia de precipitaciones se ha estabilizado, e incluso empieza a dar síntomas de declive. Así lo recoge el último informe publicado por el Observatorio de la Sostenibilidad y al que ha tenido acceso La Tribuna, que tiene como conclusión una estimación nada halagüeña: en el año 2050, la media de precipitaciones se habrá reducido en el territorio en torno a 110 litros por metro cuadrado al año.
La evolución positiva se mantiene con respecto al inicio de la década de los 80 en la provincia. De hecho, la media de precipitaciones de la actualidad, reducida por periodos secos, está todavía en 1,5 litros por metro cuadrado por encima de la media del año 1981, una diferencia que en la capital de la provincia es un poco más elevada y supera los 2,1 litros por metro cuadrado. Esa evolución, no obstante, se ha frenado o estabilizado en los próximos años, y amenaza con revertirse muy pronto hasta completar una caída pronunciada de aquí a mitad de siglo, que será cuando la media de precipitaciones en la provincia de Ciudad Real sea de 110 litros por metro cuadrado menos anuales que en la actualidad, según las estimaciones del Observatorio basadas en las condiciones actuales de emisiones atmosféricas.
más días, menos tormentas. «La evolución en Ciudad Real es bastante peculiar. Se está produciendo un incremento en los volúmenes de precipitación y en la distribución diaria de las mismas, aunque con reducción de tormentas, y al mismo tiempo se produce un incremento del rocío al tiempo que se reducen los días de escarcha», cita el Observatorio en su informe. Ha crecido el día de lluvias, pero se ha estabilizado en torno al millar, y también los días de precipitaciones apreciables. Ha caído el número de días con tormentas, aunque desde inicios de siglo se detecta un leve repunte, y hasta el año 2000 también se incrementó el número de días con rocío, ahora más estabilizados y también en descenso. Esa caída en las curvas es la que deja entrever la llegada de los efectos del cambio climático, un calentamiento que va a incrementar la temperatura media en la provincia, sobre todo en verano, y va a reducir las precipitaciones.