Los Amigos del Ferrocarril, «quemados» tras otro robo

Hilario L. Muñoz
-

La asociación denuncia el olvido de una infraestructura que se anunció en 1992

Los Amigos del Ferrocarril, «quemados» tras otro robo - Foto: Rueda Villaverde

La Asociación Manchega de Amigos del Ferrocarril de Ciudad Real denunció a finales de la pasada semana un nuevo robo que han sufrido en las instalaciones que están destinadas a ser el Museo del Ferrocarril. Se trata del tercero que ocurre en este edificio en el que la asociación dejó en depósito su patrimonio con la esperanza de que el edificio abriera como museo al poco tiempo, algo que ocurrió y que se viene esperando desde que, en 1992, el Consistorio y ADIF firmaran un convenio para crear la instalación los edificios el parque de Gasset, donde se ubicaba la llamada estación ‘nueva’.
Desde la organización dicen estar «tremendamente cansados» tras este robo que es el tercero que padecen y recuerdan que «la asociación no tiene la obligación de hacer el museo del Ferrocarril, sino el Ayuntamiento de Ciudad Real» pero pasan los años y hay un inmueble cedido al Ayuntamiento que «está dejado de la mano de Dios», expuso el presidente de la organización, Juan Carlos López. «Nosotros llevamos nuestro patrimonio histórico ferroviario pero las dependencias no tienen las medidas de seguridad y el resto del edificio tiene las ventanas abiertas; se crea un caldo de cultivo para que los amigos de lo ajeno entren», indicó el presidente quien apuntó que se sienten «quemados» con la actuación del equipo de Gobierno ya que han buscado resolver este tema pero en los últimos años no se ha producido ninguna reunión con la alcaldesa.
En este último robo los amigos de lo ajeno se han llevado material de un taller de reparación donde estaban sus herramientas de trabajo y se desconoce si han entrado en el resto de las instalaciones. «Parece ser que han robado algo de cable también y las puertas eléctricas por las que accedemos ya no se puede entrar por lo que cuando accedemos lo hacemos por el parque de Gasset y con la Policía porque no sabemos lo que nos vamos a encontrar allí». Se trata de una situación en la que no es solo el robo sino también las complicaciones añadidas desde entonces para entrar al edificio.
Por este motivo, desde la organización consideran que los posibles robos «van a ser imparables» debido al abandono en que se encuentran las instalaciones del futuro museo del ferrocarril. Así que todo su patrimonio, «conseguido y rehabilitado» de cara al museo, no puede seguir ahí sin avanzar que es lo que podría ocurrir él.