Rumbo a Silicon Valley

María Ñacle
-

Un proyecto sobre transporte de cargas pesadas hará que Andrés Moreno y su compañero Javier Palomino acudan a la meca del sector tecnológico tras ganar el programa Explorer Day

Rumbo a Silicon Valley - Foto: Rueda Villaverde

Hace seis meses era difícil imaginar para Andrés Moreno Rodríguez, estudiante de Ingeniería Mecánica en la UCLM, y su compañero Javier Palomino, técnico en captación y tratamiento de imagen, que su proyecto sobre el transporte de cargas pesadas acabaría abriéndoles las puertas de Silicon Valley. Este famoso valle, situado en el norte de California, es todo un referente en el sector tecnológico. Allí es donde se encuentran las mayores corporaciones de este sector, así como miles de startups.
Zefrict, creada por Moreno, es una de estas pequeñas empresas en formación que surge a raíz del concurso que propone el Banco Santander conocido como programa Explorer Day y que es uno de los mayores eventos anuales de emprendimiento universitario. «Piden una idea innovadora y que sea un poco revolucionaria y escalable. A partir de dar vueltas y organizar un poco todas las que había, además de indagar entre las nuevas experiencias y conocimientos adquiridos, se nos ocurrió este proyecto», explica Moreno. El objetivo de éste se basa en aplicar la repulsión mecánica para el «transporte de mercancías en distancias cortas. Con esta tecnología se levita la carga y no hay rozamiento, por lo tanto, hay mayor aceleración». De esta manera se consigue que sea más rápido y seguro para los trabajadores mover las mercancías. Además, «esto al final es un ahorro para las empresas de tiempo y de dinero, ya que pueden mover muchas más mercancías con el mismo personal y con menos riesgos», recalca el estudiante.
Esta tecnología ya se está aplicando en el sector ferroviario de China y Japón. También está siendo promovida por el físico Elon Musk en la empresa de transporte espacial Hyperloop. «La repulsión mecánica está en auge y parece que va a ser el transporte del futuro. Puede ser una revolución cuando salga adelante y sea viable al 100%», afirma. Por ese motivo decidieron llevarla al campo del transporte de mercancías en distancias cortas, algo que les valió para que el equipo Zefrict se proclamase ganador del XI Explorer Day 2019 que tuvo lugar en Coimbra (Portugal) y que reunió a 500 jóvenes.
en busca de financiación. El premio obtenido en este certamen les permitirá asistir a clases magistrales durante una semana en Silicon Valley. «Aprovecharemos para visitar las principales empresas que hay y ver cómo funcionan para empaparnos de las costumbres que tienen, ya que sería muy interesantes traer aquí la forma de trabajar que tienen», señala Moreno.
Por otro lado, ya se puede considerar que este proyecto es «viable» y «sólido», por lo que en un futuro, aún sin fecha concreta, se podrá adquirir. «Queremos seguir avanzando a este ritmo que llevamos ahora mismo. Ya tenemos un prototipo a escala y estamos ultimando los preparativos para tener un prototipo a escala real. La tecnología está testada y funciona». Este viaje puede ser una gran oportunidad para Zefrict, ya que de esta manera pueden dar a conocer su proyecto. «Intentaremos conseguir alguna entrevista con alguna empresa que este interesada para intentar colaborar o buscar inversión». Moreno también recalca la necesidad de «apoyo al emprendimiento» por parte de las instituciones.