scorecardresearch

La patronal de la automoción pide declarar zona catastrófica

D. R.
-

El presidente de APEA, Miguel Ángel Rivero, lamenta los daños producidos tanto en los talleres como en los vehículos de sus clientes y pide colaboración a las administraciones públicas para la llegada de ayudas "cuanto antes".

La patronal de la automoción pide declarar zona catastrófica

Los talleres de reparación de vehículos presentan desde la tarde de ayer y, sobre todo, desde esta mañana una estampa más que atípica en pleno mes de agosto: largas colas de personas para arreglar los desperfectos que la granizada de ayer dejó en la capital de la provincia, sobre todo rotura de lunas y daños diversos en carrocerías. Es por ello que buena parte de estas empresas están "prácticamente desbordadas" con multitud de peticiones de arreglos por delante y con largos trámites burocráticos por tema de seguros.

En declaraciones a este diario, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Automoción (APEA) de Ciudad Real, Miguel Ángel Rivero, lamenta los "graves desperfectos" que la tormenta ha dejado en buena parte de los talleres de automoción como en aquellos vehículos que tenían para reparar y que el taller es responsable de su cuidado mientras permanezcan en sus instalaciones. "Llevamos un día de muchas llamadas para gestiones y demás, sobre todo con aseguradoras, puesto que en los talleres hemos tenido muchos daños estructurales y también se han visto afectados los muchos vehículos, tanto nuevos y de ocasión nuestros como de clientes, que son responsabilidad del taller. Y estamos también en contacto con las administraciones, tanto la local como regional, para que esto se declare zona catastrófica. Que lo llamen así o como sea, pero necesitamos ayudas cuanto antes. Que se nos eche una mano como sea", apunta el presidente de APEA, organización integrada en la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir).

Rivero también apunta que a pesar de la ingente cantidad de trabajo que los talleres tienen ahora por delante no va a compensar las pérdidas provocadas por la granizada, a lo que se suma la "lentitud" de los trámites, puesto que ahora "tienen que venir peritos, aseguradoras, etcétera". Asimismo, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Automoción advierte de que "no hay mano de obra suficiente ni piezas, y el enfado consiguiente del cliente al retrasarnos en la entrega de los vehículos" y añade que "hay muchas empresas de arreglo de lunas y demás que dando citas para últimos de septiembre, como muy pronto, y muchos autónomos no pueden aguantar sin vehículos hasta esa época". Por último, destaca que en muchos talleres también se arreglan y cambias lunas de vehículos, "no únicamente en empresas dedicada a esto en exclusiva como mucha gente pude pensar".