Los regantes del Vicario rebajan ante la CHG el uso de agua

M.Lillo
-

La CHG les advirtió de que, de seguir al mismo ritmo, «a primeros de agosto» habrían agotado el cupo, aunque los regantes defienden el regadío «hasta finales de septiembre u octubre»

Los regantes del Vicario rebajan ante la CHG el uso de agua - Foto: Rueda Villaverde

La Comunidad de Regantes del Vicario mantuvo ayer una reunión con representantes de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) en la que trasladó al organismo de la cuenca que, en base a sus documentos, han consumido «entre 0,7 y 0,8 hectómetros cúbicos menos» de la señalado por la CHG la semana pasada en su informe de seguimiento de la sequía.
En dicho informe, la CHG advertía a esta comunidad de regantes que, a fecha del pasado 1 de julio, había consumido el 67,50 por ciento del cupo establecido para esta campaña y que, de seguir consumiendo agua al mismo ritmo, «a primeros de agosto habrá agotado el recurso disponible para esta campaña». Ante esta advertencia, el presidente de la Comunidad de Regantes del Vicario, Narciso Ruiz, indicó la semana pasada a este diario que se trataba de un dato erróneo y que así tenían previsto trasladárselo ayer a la CHG, organismo que, de momento, ha recibido los documentos entregados por los regantes y los analizará da cara a emitir un dictamen sobre los mismos.
Para los regantes, la variación en los consumos es de entre 0,7 y 0,8 hectómetros cúbicos menos de lo indicado por la Confederación, un volumen que consideran «vital» teniendo en cuenta la menor dotación de agua para riego que tienen en esta campaña. En concreto, la CHG otorgó a la Comunidad de Regantes del Vicario una dotación de 4,8 hectómetros cúbicos para regadío en esta campaña, frente a los siete del año pasado, una reducción de agua que se debía a los pocos recursos hídricos que almacenaba esta presa.
De hecho, el Vicario está declarado actualmente en emergencia al almacenar 8,5 hectómetros cúbicos, el 25,9 por ciento de su capacidad. Los regantes del Vicario confían en que la CHG analice su documentación y corrija los datos relativos al consumo, permitiendo así ampliar el periodo que tienen para riego que, según la CHG podría finalizar «a primeros de agosto», si bien los regantes aseguran que necesitan el riego «hasta finales de septiembre o principios de octubre», sobre todo para los leñosos y algunas variedades de maíces. Durante la reunión de ayer, los regantes también informaron a la Confederación Hidrográfica del Guadiana de «las acciones que hemos tomado para el ahorro de agua», como es el caso de un mayor cuidado en el control de los riegos, incidir en las revisiones u optimizar el riego, del mismo modo que comunicaron al organismo de la cuenca que hay regantes que «ya han dejado de regar» o que irán reduciendo sus consumos próximamente al destinarlos sólo a los leñosos que, aunque consumen menos agua por hectárea, es importante que cuenten con una dotación en momentos preciosos, dijo.
Los regantes del Vicario han basado su cálculo de datos de consumo de agua en la utilización de las bombas que necesitan para canalizar el agua hasta los cultivos, así como en su consumo eléctrico. De este modo, según la Confederación, la comunidad de regantes habría consumido a fecha de 1 de julio 3,24 hectómetros cúbicos de los 4,8 autorizados para toda la campaña, mientras que, según los regantes, el agua consumida sería de entre 2,44 y 2,54 hectómetros, por lo que estarían alrededor del agua autorizada por el organismo de la cuenca. A la hora de establecer los niveles de los embalses, la Confederación Hidrográfica tiene en cuenta las reservas de agua en los embalses, de manera que incluyó como novedad la declaración de alerta del sistema Gasset-Torre de Abraham.